miércoles. 28.09.2022

Así debes alimentar a tu cachorro para evitar problemas gastrointestinales o displasia

Debemos eliminar la idea de que nuestro cachorro debe estar "gordito". Un perro tiene que crecer despacio y delgado, aunque nos guste verlos grandes y fuertes
somoscomarca_obarco_estudio_misanimales_carlosteran_2022_04_26 (2)
Así debes alimentar a tu cachorro para evitar problemas gastrointestinales o displasia

Cuando un nuevo amigo llega a nuestra vida nos preocupa no saber cómo cuidarlo. Una de las mayores dudas llega a la hora de alimentarlo, tarea importante ya que influirá en su crecimiento y, por tanto, en toda su vida. Desde Agricentro Terán y Garden Sil nos explican las pautas que debemos seguir. 

En primer lugar, debemos tener en cuenta que en la mayoría de los casos los problemas de diarreas se deben a la cantidad de comida que estamos dando, en muchos casos superior a la que necesita. Además, hay que tener en cuenta que los piensos de cachorro son muy energéticos, por lo que es importante tener la opinión de gente profesional a la hora de adquirirlo. 

Los cachorros comienzan a comer solido alrededor de las 4 semanas de vida, y ahí debemos ofrecerles un «pienso starter, específicos para esta fase hasta los dos meses», explica Suso Múñoz. A partir de ese momento, «podemos encontrar alimentos especiales para cada tamaño. No cambia solo la croqueta y además, al contrario de lo que tendemos a pensar, cuánto más grande, menos calcio debe ingerir».

El control de las cantidades es algo básico y es que «no sirve de nada si le llevas un producto específico y luego le damos el doble o, al revés, menos de lo que necesita». 

Y sobre todo, debemos eliminar la idea de que nuestro cachorro debe estar "gordito". Un perro tiene que crecer despacio y delgado, aunque nos guste verlos grandes y fuertes. Realmente, el que crece bien es el delgado. Después vienen los problemas de displasia de caderas y articulaciones. 

Hay que tener en cuenta que no todas las razas pasan a ser adultas a los mismos meses de vida. En el caso de, por ejemplo, Yorkshires, ya se consideran adultos a las 9-10 meses. En las tallas medidas, es al año y en las grandes y gigantes, al año y medio.

 

Así debes alimentar a tu cachorro para evitar problemas gastrointestinales o displasia