jueves. 01.12.2022

La importancia de cuidar nuestra salud mental y eliminar tabús sobre el psicólogo

Es frecuente que muchas personas (también hay ejemplos contrarios) confiesen su vergüenza por asistir al Psicólogo y su deseo explícito de no comentarlo a los familiares más cercanos y mantenerlo en secreto. Hoy desmontamos algunos mitos y tabús

somoscomarca_iria_psicologa_2022-05-27
La importancia de cuidar nuestra salud mental y eliminar tabús sobre el psicólogo

En líneas generales, la decisión de acudir a un psicólogo sigue presentando muchas más barreras que en el caso de acudir a cualquier otro profesional de la salud. Porque el dolor o malestar psicológico no suele ser tenido en cuenta de la misma forma que el dolor físico. Además, solemos tener una ilusión de control cuando pasamos por problemas tendemos a creer que, o bien podemos hacerles frente sin ningún tipo de ayuda, o bien que el mero paso del tiempo suavizará el dolor o malestar. Hoy hablamos sobre la salud mental con Iria Fernández, del Centro de Psicología Resiliencia. 

Hoy en día, ir al psicólogo continúa siendo una opción a la que muy pocas personas recurren a pesar de necesitarlo. Es un hecho que muchas personas buscan ayuda psicológica únicamente cuando el nivel de malestar o sufrimiento que padecen resulta inaguantable. Cuanto antes se aborde el problema más rápido y efectivo resultará el tratamiento y mejor será el pronóstico del mismo.

Muchas veces las personas no saben donde está el límite a la hora de pedir ayuda y, durante un tiempo considerable, se cuestionan si es adecuado o no buscar ayuda psicológica para poner solución a aquello que les preocupa o angustia.

Motivos para acudir al psicólogo

  • Si tu sueño está alterado (duermes poco o duermes en exceso).
  • Si tu alimentación está alterada (comes poco o comes en exceso).
  • Si no encuentras sentido y te sientes insatisfecho con tu vida.
  • Si no funcionas adecuadamente, o al menos como te gustaría, en alguna de las áreas de tu vida (a nivel personal, familiar, laboral o social).
  • Si tienes una sensación de vacío o aburrimiento constante y nada te motiva lo suficiente.
  • Si tienes un estado de ánimo bajo la mayor parte del día.
  • Si tienes miedos o pensamientos negativos recurrentes que te paralizan y no te permiten disfrutar libremente de tu vida. 
  • Si sientes que no puedes controlar la intensidad de tus emociones y son las emociones las que te controlan a ti.
  • Si te preocupas en exceso la mayor parte del día por cosas pequeñas e insignificantes.
  • Si sientes que no tienes control sobre algunas de las cosas que haces durante el día (beber alcohol, consumir drogas, jugar a los videojuegos o juegos de azar, el uso de las nuevas tecnologías, etc.).
  • Malestar físico sin causa física.
  • Si nada de lo que has intentado para solucionar tu problema ha funcionado.

Mitos y prejuicios

Es frecuente que muchas personas (también hay ejemplos contrarios) confiesen su vergüenza por asistir al Psicólogo y su deseo explícito de no comentarlo a los familiares más cercanos y mantenerlo en secreto.

La solución para que estos estereotipos vayan desapareciendo de nuestro ideario y se vayan contrastando con la realidad es ayudar a visibilizar la decisión de acudir al psicólogo, y dotarla de la misma importancia y trascendencia que cuando decidimos acudir a otro profesional.

Entendemos que esta “batalla” no solo hay que librarla difundiendo, escribiendo, compartiendo información útil para la gente a través de redes, sino que la clave del cambio se encuentra en transformar nuestro entorno social más cercano, con conductas reforzantes ante quien decide dar el paso de acudir al psicólogo. Es decir, normalizar la situación, sin elaborar juicios o preguntas incómodas que predispongan a quienes acudan a no contarlo.

La importancia de cuidar nuestra salud mental y eliminar tabús sobre el psicólogo