martes. 09.08.2022

Frases que no deberíamos decir a una persona con depresión

Hay que tener muy en cuenta que la depresión no es algo tan simple como estar triste, tener un bajón puntual o pasar un día o dos algo melancólicos. La depresión implica una dificultad psicológica más compleja
Frases que no deberíamos decir a una persona con depresión

El 13 de enero es el día mundial de la lucha contra la depresión. Cuando un ser querido está con depresión, quiere hablar con él/ella y ofrecerle tu apoyo o consejos de cómo superarlo. Estos consejos pueden tener la mejor intención del mundo, pero lo que uno dice puede acabar siendo contraproducente.

Hay que tener muy en cuenta que la depresión no es algo tan simple como estar triste, tener un bajón puntual o pasar un día o dos algo melancólicos. La depresión implica una dificultad psicológica más compleja, que abarca desde la incapacidad para poder disfrutar de lo que uno hace y una tristeza constante durante semanas hasta no poder dormir, tener poco apetito o mucho, estar muy cansado, no poder tomar decisiones o tener dificultades de concentración. Hoy Iria Fernández, del Centro de Psicología Resiliencia nos cuenta las claves para evitar esas frases que tanto daño pueden causar.

  • «Anímate», «Sé feliz» o «Disfruta de la vida»

Con este modo de animar lo que en realidad se hace es infravalorar a la persona con, aunque la intención sea buena. A veces no hacen falta palabras para animar a una persona, solamente con escuchar y estar a su lado ya es suficiente.

  • «No aparentas estar deprimido/a» o «No pareces estar triste»

Tratan de poner buena cara y hacen un esfuerzo muy grande para que los demás no lo noten. Esto no quiere decir que no estén sintiéndose mal.  Quieren esconder su estado porque tiene miedo a la incomprensión. Es por ello que, lo correcto sería cambiar esta frase por «Tengo la sensación de que algo te preocupa y de que estás pasando por un momento difícil. ¿Quieres compartirlo conmigo y hablamos un rato?»

  • «Podría ser peor…»

Una situación o un problema puede parecerte algo pequeño a ti, pero para una persona con depresión puede ser una montaña enorme que superar. Lo que si es responsabilidad de la persona, es por lo menos intentarlo, no estarse quieto viendo como se va su vida, debe intentar salir de esa negatividad. Muestra empatía con la persona, demuéstrale que lo entiendes. Propón pensamientos positivos.

  • Hacer reproches y culpabilizar

«Estás así porque quieres», «No tienes razón para estar deprimido» o «Si lo tienes todo, ¿por qué estás así?» “pon buena cara”  “¿por qué estás triste?” La depresión no se elige. Sin un tratamiento no va a mejorar. Necesita motivarse y que le guíen por dónde debe comenzar. «Aunque sé que no estás bien, creo en ti» hace ver al paciente que le consideramos importante. Valida sus sentimientos y dile que no es su culpa.

  • Minimizar su problema y aumentar el nuestro

Decirle «Todos tenemos problemas» o «Piensas demasiado en ti» aumentará su culpa y vergüenza y sentirá que se está minimizando su dolor.  Es mejor que escuches a la persona, dile que estás con ella y que juntas verán la manera de resolver la situación, muestra tu comprensión y expón las posibles soluciones. Si no encuentran soluciones, es momento de acudir por la ayuda profesional.

  • Pensar que las cosas se arreglan solas o con el paso del tiempo.

. La persona siente que está superada por el presente y su percepción del futuro es oscura. No «pasará» como si nada. Lo adecuado es animarla a realizar planes que mejoren su estado de ánimo, aportar ideas positivas para que logre afrontar  la situación.

  • «Todo el mundo se deprime a veces»

No, las personas no nos deprimimos a veces. Podemos estar tristes en algún momento, pero no es lo mismo a deprimirse. Muéstrale el afecto y el cariño que sientes. Ser comprensivo con sus sentimientos puede ser una buena forma de mostrar que es importante para ti.

  • Anular a la persona con depresión al intentar ayudarle

Un exceso de cuidados y atenciones pueden anular la voluntad. . Reconoce que no puedes darle la solución a su depresión. Es importante que le muestres tu preocupación por él, mostrarle que no está solo/a y que te gustaría poder ayudarle.

  • Intentar reemplazar al profesional

El entorno del paciente deprimido debe actuar como pareja, como padre, como madre, como amigo pero nunca como psicólogo. La depresión es una enfermedad que requiere de un tratamiento prescrito y aplicado sólo por profesionales de la salud y adaptado a la individualidad de cada caso y persona. Motívale a que busque ayuda profesional para poder mejorar,  es necesario seguir un tratamiento adecuado para la depresión y para cada persona.

 

Frases que no deberíamos decir a una persona con depresión