lunes 29/11/21

Carlos Puente—enfermero— y Patricia Torres —auxiliar— nos cuentan cómo ha sido su experiencia tras ponerse la vacuna

Las consecuencias que ha dejado el paso del temporal Filomena también han afectado a la vacuna de la Covid-19. Se esperaba que las dosis llegaran al Hospital Público de Valdeorras a las 08.00 horas de este miércoles, 13 de enero, pero el estado de las carreteras retrasó este ansiado recibimiento hasta las 10.30 horas. Minutos después, el personal sanitario comenzó a vacunarse. Entre ellos se encontraba Carlos Puente, enfermero, y Patricia Torres, Auxiliar. Ambos trabajan en el Punto Covid del centro hospitalario.



«Estaba nerviosa a primera hora, pero la verdad que el pinchazo no duele nada. Ha ido muy bien», nos contaba la auxiliar. Tras recibir la dosis, se hace un seguimiento de alrededor de 30 minutos a cada paciente por si surgieran posibles reacciones alérgicas graves. Ella, ni lo notó. No duda además en invitar a la población a concienciarse de la importancia de este método. «Es importantísimo que se la pongan. Es la única forma de parar esto, si no, seguiremos así durante mucho tiempo».

Confiesa, al igual que su compañero Carlos, que entre el resto de compañeros hay deseo de vacunarse. Hoy, solo era el turno de aquellos que trabajan en primera línea de lucha contra el virus o aquellos que atienden a pacientes de más vulnerables. «Todo el mundo tiene muchas ganas. Es un paso más para que esto se vaya acabando de una vez. Parece que empiezas a ver el final del camino», asegura Puente.



Con respecto a aquellos que todavía dudan de la efectividad de esta vacuna, el enfermero explica que «ha sido probada por todos los medios. Además, no ha habido problemas en el tiempo que se lleva vacunando».

Si desea escuchar la entrevista completa a Carlos Puente y Patricia Torres, pinche en el siguiente enlace:

«Es importantísimo que se pongan la vacuna. Es la única forma de parar esto»