miércoles. 17.08.2022

Los escolares del Colegio Xosé Manuel Folla Respino, de Vilamartín de Valdeorras no solo acuden al aula para aprender inglés, matemáticas, lengua o historia. También tienen un aula al aire libre donde aprenden cómo cultivar verduras y hortalizas, en qué época del año se siembra, cómo se recoge o cómo se riega y es que desde hace cinco años el colegio cuenta con un huerto cultivado por los más pequeños.

La mitad de los alumnos de este centro se han unido, de manera voluntaria al huerto escolar donde cultivan los productos que después degustan en el comedor del colegio. Además, cuando siembran los semilleros lo hacen a través de la materia de Ciencias Naturales, por lo que todo el colegio participa en esta actividad que, el resto del curso escolar, es muy popular dado que la mitad de los escolares acuden a esta iniciativa, 15 niños en total.

Según explicó José María González, coordinador de este proyecto, en los últimos días han plantado brécol, lombarda y repollo. El mes próximo plantarán habas y guisantes. “Estamos participando en Voz Natura y gracias a eso tenemos una subvención que nos ayuda a comprar el material necesario y con los niños que se apuntan de manera voluntaria a este obradoiro vamos realizando las actividades a lo largo del curso”, destacó el profesor encargado del mismo.

Este proyecto nació hace ya cinco años aunque en este curso se ha cambiado de ubicación para tener más cerca el agua del riego. “Ellos valoran su trabajo puesto que lo desarrollan pero también lo disfrutan”, destacó González quien señaló que patatas, tomates, pimientos y todo tipo de verduras forman parte de este peculiar espacio en el colegio de Vilamartín.

“Lo que más me gusta hacer en plantar”, señalaban algunos de estos escolares mientras que otros detallaban que cavar o recoger también son actividades divertidas.

Al huerto con los más pequeños