jueves. 11.08.2022

Continúa la polémica por "intrusismo profesional" en el Hospital Público de Valdeorras

La CIG mantiene que el Sergas encargó a un celador cumplir las labores de un vigilante de seguridad ante la baja de un profesional de la plantilla
somoscomarca_concentracion_hospital_seguridad_24_02_2022
Continúa la polémica por "intrusismo profesional" en el Hospital Público de Valdeorras

El Sergas desmentía ayer a través de un comunicado las declaraciones de CIG y BNG en las que aseguraban que un celador había hecho funciones de guardia de seguridad en el Hospital Público de Valdeorras debido a la baja de un vigilante.

«Ante a baixa esta fin de semana dun profesional de vixilancia no Barco, e grazas a colaboración dos seus compañeiros, poideronse cubrir as quendas de noite, cando a súa labor faise mais necesaria. En ningún caso se contratou a un celador no Hospital Público de Valdeorras para facerse cargo da seguridade», aseguraba la dirección del centro.

Una afirmación que, en esta ocasión, ha desmentido la CIG. «queremos reiterarnos en ese hecho, que es una realidad y que se puede comprobar. El mismo jefe de celadores del hospital, que como él mismo reconoce, no hace más que cumplir las órdenes que le llegan desde Ourense, fue el encargado de esta disposición de personal del hospital, en este caso un celador, para cubrir la carencia que la empresa MERSANT».

El Área Sanitaria también explicaba en su comunicado que las guardias pudieron cubrirse gracias a la buena disposición de los vigilantes, «cuando la pura realidad es que un día antes les cambiaron los cuadrantes desde la empresa (que para esto sí que aparece) por orden de gestión de Ourense para hacer estos turnos y no tener que seguir poniendo personal no cualificado».

Desde la CIG siguen reivindicando soluciones ante el impago de los sueldos y este tipo de problemas. «El Sergas tiene que contratar empresas solventes que gestionen de manera eficiente los servicios de nuestro hospital, ya que de la manera que se está haciendo se están gastando los recursos públicos en pagar a empresas piratas y en salarios que ellas no pagan». 

Continúa la polémica por "intrusismo profesional" en el Hospital Público de Valdeorras