miércoles 22/9/21

«Necesitamos que la gente de Valdeorras done sangre»

Susana y Pablo padecen IDCV, una enfermedad cuyo tratamiento se obtiene de las donaciones de sangre, escasas desde el inicio de la pandemia

Pablo Rodríguez y Susana Álvarez son dos vecinos de Valdeorras que tienen algo en común: ambos padecen una enfermedad denominada inmunodeficiencia común variable. Además, son los únicos diagnosticados en la provincia con esta patología.

La IDCV —inmunodeficiencia común variable— es un desorden del sistema inmunitario que hace que tengas bajos los niveles de las proteínas que ayudan a combatir las infecciones, lo que te hace propenso a padecerlas.



Para minimizar estos problemas, los pacientes precisan plasma, que se adquiere mediante la sangre de los donantes. «Nosotros necesitamos las plaquetas» para después recibir unos tratamientos subcutáneos.

Sin embargo, la falta de donantes desde el inicio de la pandemia de la covid provoca que «en Galicia esté bajo mínimos. Llega de fuera y tampoco hay mucho».

Y es que su tratamiento tarda 4 meses en procesarse desde que se produce la donación y, debido a esa falta, estos dos pacientes han tenido que cambiar su tratamiento subcutáneo por la medicación vía intravenosa, lo que provoca unos efectos secundarios mayores.

Por ello no dudan en solicitar a la población valdeorresa que done sangre para ayudarles a ellos y a otros muchos pacientes que precisan donaciones. «Necesitamos que la gente done para poder volver a la subcutánea. Es un gesto muy pequeño que puede ayudar a mucha gente. Es muy importante para nosotros».

Si desea escuchar la entrevista completa, pinche en el siguiente enlace:

«Necesitamos que la gente de Valdeorras done sangre»