sábado. 10.12.2022
portada

La falta de precipitaciones en la zona está provocando que algunas captaciones en el concello de Vilamartín de Valdeorras resulten insuficientes para llevar el agua a las casas de los vecinos. Por esta razón, el concello ha solicitado a Confederación Hidrográfica del Miño Sil, CHMS autorización para que el ayuntamiento pueda bombear directamente del río Leira, un afluente del Sil.

Tal y como explicó el alcalde vilamartinés, Enrique Álvarez Barreiro la captación de agua que abastece los pueblos de Valdegodos y Arcos está muy mermada, por lo que el agua que llega al depósito no basta. El problema, por el momento, está en la falta de presión. “Si el depósito no está lleno, la falta de presión hace que no funcione bien”, explicó Álvarez Barreiro quien reconoció que habían estimado traer el agua desde el depósito de Vilamartín, “pero entonces el problema lo tendríamos en Vilamartín”.

Este pasado fin de semana, una avería en la red de abastecimiento hizo pensar que era la causa de la falta de presión “pero no es tan grande como para que no haya agua”, explicó el alcalde.

Cabe recordar que este otoño, el concello colocó una tercera bomba en el abastecimiento de ambos pueblos para tratar de que el agua llegará a todos los vecinos, incluso a los que viven en la parte más alta de Valdegodos, pero ante la bajada del caudal en los manantiales éstas tampoco funcionan de manera correcta. Ahora, el concello espera a la autorización de CHMS. “No vemos porque nos diría que no, a no ser que el agua no cumpla los requisitos necesarios para su consumo. En caso de que nos nieguen la autorización, tendríamos un problema”, destacó el alcalde.

Vilamartín solicita a CHMS llevar el agua de Valdegodos y Arcos desde el río Leira