domingo 29/5/22
somoscomarca_piscinaclimatizada_obarco_gimnasio_2022_04_28
Espacio de gimnasio en la piscina climatizada de O Barco.

Tras más de tres años cerrada la piscina climatizada de O Barco de Valdeorras abrió sus puertas el pasado mes de febrero con 300 abonados. Ahora han triplicado los socios, superándose en las instalaciones los 900 usuarios. Una completa oferta de actividades dirigidas y gratuitas parece ser la clave del éxito en esta nueva reapertura que corre a cargo de la empresa Cativos Gestión Educativa. Cursos como el de Aquagym, que con la anterior gestora de las instalaciones eran de pago, se realizan ahora dos veces a la semana sin coste adicional y suponen un aliciente más para los usuarios. Precisamente, es este curso, uno de los de mayor demanda. 

Con la llegada del verano, la gestora tiene en mente algunas nuevas iniciativas así como la continuidad de otras. Los cursos de natación que actualmente se están desarrollando y que terminarían en este mes de mayo, podrán prolongarse un “mes más coincidiendo con el curso escolar”, aseguró Jacobo Rial, coordinador del centro. A partir de ahí, y siempre en función de la demanda, se procederán a ofertar nuevos cursos, con carácter intensivo, de cara al verano. «Queremos implementar actividades abarcando el mayor número posible de gustos y necesidades de los usuarios. Sin embargo, ahora mismo, los servicios que ofrecemos son los que podemos mantener sin incidencias».

somoscomarca_piscinaclimatizada_obarco_gimnasio_2022_04_28
Gimnasio ubicado en las instalaciones de la piscina de O Barco

En cuanto a las instalaciones, los usuarios solo piden que “éstas funcionen correctamente”, asegura Rial. En la línea de lo expuesto, los usuarios aquejan cuestiones cómo que algunas duchas no han funcionado desde la apertura o los desperfectos que se han ido produciendo en algunas cerraduras de los vestuarios que dificultan su apertura. También piden alguna mejora que no supondría una gran inversión y que redundaría en comodidad. Es el caso de  «la instalación de jaboneras en el espacio de ducha para evitar dejar el champú y el jabón en el suelo». A pesar de estos pequeños problemas, los usuarios se muestran muy contentos con la programación y las actividades que se desarrollan en el centro y esperan que, con el paso del tiempo, la oferta pueda ampliarse. 

La piscina climatizada de O Barco se prepara para el verano