domingo. 26.06.2022

Incendio en Seadur: «Qué miedo y qué infierno»

El fuego, estabilizado desde la 09.00 horas de este jueves, amenazó durante algunos momentos de la noche con llegar a la zona de las covas. «La noche fue muy dura» 
somoscomarca_seadur_vecinos_incendio_fuego_2022-06-16 (4)
Incendio en Seadur: «Qué miedo y qué infierno»

Ha sido una noche muy larga para los vecinos y vecinas de Seadur. Un rayo provocaba un incendio a las 20,59 horas de ayer, 15 de junio, y las llamas ya han calcinado 80 hectáreas. El fuego, estabilizado desde la 09.00 horas de este jueves, amenazó durante algunos momentos de la noche con llegar a la zona de las covas. 

«Qué miedo y qué infierno. Atemoriza a uno ver tanto camión de bomberos», aseguraba una de las vecinas que esta mañana se encontraba en el pueblo y que ayer a las 04.00 horas de la madrugaba salía a la calle para ayudar a un operario de los bomberos a buscar un enganche de agua para cargar la bomba. «Yo creo que no han parado en toda la noche».

Isidro, presente ayer por la noche en la zona del fuego, asegura que fue el viento el que favoreció el cambio de dirección de las llamas. «Llegaron a la zona de las viñas y allí se acabó el combustible para arder». Por suerte, explica, sus plantaciones cuentan con un perímetro de 40 metros sin maleza, algo que aprendió hace 7 años, cuando otro incendio calcinó buena parte de sus vides. Otros propietarios han corrido la misma suerte esta vez. 

Hoy todos agradecen la presencia del viento que ayudó a que las llamas no llegaran a las covas. «El tejado es de madera, había quemado todo».

somoscomarca_seadur_vecinos_incendio_fuego_2022-06-16 (3)
Incendio en Seadur: «Qué miedo y qué infierno»

Fue la tormenta la que inició el incendio y «la tormenta lo apagó», aunque eso sí, con al ayuda de los operarios que todavía se encuentran trabajando en la zona para extinguir el fuego. 

«La noche fue muy dura»

La alcaldesa de Larouco, Patricia Lamela, pasó buena parte de la noche en la calle controlando la situación. «Fue muy dura. Cuando empezó a llover quedamos un poco más aliviados, pero poco».

Fueron horas de tensión, sobre todo en los momentos en los que parecía que el fuego podría llegar a las covas. «De nuevo, como pasó en 2017, estaba muy cerca de las casas. Tuvimos la suerte de que el aire cambió y lo llevó para el monte».

En estos momentos los medios aéreos trabajan de nuevo en la zona para refrescar el perímetro, ya que debido a las altas temperaturas algunos focos han vuelto a activarse. 

Incendio en Seadur: «Qué miedo y qué infierno»