miércoles. 17.08.2022

Aurelio Blanco Trincado es actualmente el presidente de Instituto de Estudios Valdeorreses, IEV, pero hasta llegar a este cargo ha pasado por infinidad de asociaciones y ha contribuido a la sociedad valdeorresa. Razón por la cual esta noche un grupo de vecinos le organizan un homenaje.

SOMOSCOMARCA: ¿Está satisfecho de este homenaje?

AURELIO BLANCO TRINCADO: Si, siempre me he resistido a los homenajes pero viniendo de un grupo de personas amigas sería una descortesía. Aunque han sobrevalorado mis labores.

SC: Lo cierto es que formó parte de la directiva de multitud de asociaciones

ABT: He estado en muchas. En Cáritas, Cruz Roja, IEV, Amigos del Museo, Serenísima Orden del Godello, A Raia, amigos de Portugal, Consejo de Salud, Asociación de Vecinos Porto da Barca, Casino de O Barco. Incluso pasé de forma fugaz por la política.

SC: ¿Cuál le marco más?

ABT: En todas he puesto lo mejor de mí y a todas les dedique mucho tiempo. Pero si tengo que señalar alguna sería Caritas. Allí desarrollé una labor asistencial y humanitaria muy intensa. Eran los años 60 y había muchas necesidades y muchas familias pasándolo mal. Tuvimos un gran almacén de alimentos, ropero y farmacia. La actividad era frenética pero lo recuerdo con gran satisfacción. En Cruz Roja me tocó vivir otra etapa en la que hacíamos el transporte sanitario, la atención a accidentes de tráfico, el transporte de enfermos mentales, la recuperación de los cuerpos… Pero no nos limitábamos a cumplir con los fines de Cruz Roja sino que teníamos talleres para personas discapacitadas, formación de socorristas, clases de alfabetización…Fuimos pioneros en disponer de ambulancia medicalizada, excarcelador, colchones de vacío, asistencia domiciliaria para movimientos posturales a enfermos encamados.

Pero de lo que más orgulloso me siento fue de los talleres para integración social y laboral para discapacitados, que se convirtieron en lo que hoy es Asfaval, un organización modélica.

SC: Para llevar a cabo estas labores es necesario disponer de tiempo

ABT: Se lo robaba a mi familia, a mi profesión y al sueño. Llegue a tener a mi cargo cinco asociaciones.

SC: ¿Había recibido antes otros reconocimientos?

ABT: Sí. Me hicieron uno cuando me impusieron la Medalla de Plata de Cruz Roja y cuando recogí el premio de “Barquense del Año” que otorgaba el Casino de O Barco. Este galardón me lo otorgaron a título personal pero también a otras tres asociaciones relacionadas con mi persona de las que fue presidente o fundador como Cruz Roja, Asociación de Vecinos Porto da Barca y Asfaval.

SC: Además de asociaciones, también se ha dedicado al coleccionismo

ABT: Colecciono las cosas más variopintas. Pero sobre todo, documentos, libros, periódico, y revistas antiguos, como mínimo centenarios. Y dispongo de miles de documentos mercantiles. Y mucha documentación sobre la historia del vino en Valdeorras. Como curiosidad: gracias a un informe documentado que facilite al Consello Regulador de la DO Valdeorras, Bruselas autorizó la elaboración en la comarca del señero vino Tostado. Conseguí documentación que acreditaba que ya se hacía en 1877. Y parece broma pero también se elaboraba champán en una bodega de Petín en 1879.

SC: ¿Cuál será el destino de esas colecciones?

ABT: Cuando exista un archivo documental o museo las donaré inmediatamente.

SC: Pero ya ha realizado alguna donación

ABT: Hay cosas que deben estar en museos. Y así figuro como donante en el Museo Militar de A Coruña, del Humor de Fene, del Teatro Real de Madrid, del escolar de Puebla de Trives, del Balneario de Mondariz...En la Subdelegación del Gobierno de Ourense figura en un atril un ejemplar de la Constitución de 45x32 centímetros, quizás el de mayor tamaño editado. Este ejemplar preside los actos en honor de la Constitución de 1978 que cada organiza la Subdelegación y al que, desde que lo done, he sido invitado.

SC: De todas las asociaciones que nombra, resulta curiosa la Serenísima Orden del Godello

ABT: Se creó en el 2000 para extender la cultura del vino y para la defensa de los vinos de Valdeorras, como los mejores del mundo. Además premia a las personalidades que contribuyen al conocimiento de nuestros vinos dentro y fuera de España. La Orden tuvo una delegación en Paris a cuyo frente estaba el fallecido Vicente Álvarez, un vilamartines allí afincado. Logró, en un solemne acto en el Museo del Vino de Montmadre, hermanar a nuestro godello con el que produce la viña museo del conocido barrio francés. Este hermanamiento fracasó ante la pasividad del Consello Regulador.

SC: Estos caballeros, ¿llevan capa y espada?

ABT: Capa sí, negra y en el pecho la Cruz de Santiago. Los primeros nombrados caballeros, a título póstumo, fueron Joaquín Rebolledo, Ramón Guitian y Matías Rodríguez. Hay otros muy conocidos del mundo de la industria, la gastronomía o la cultura.

Sin duda, una puerta abierta, la que deja Aurelio Blanco Trincado, la historia e intrahistoria de Valdeorras. El homenaje comienza hoy a las 21.30 horas en el Complejo Hostelero Paladium.

Blanco Trincado: "Donaría mis colecciones si hubiera un Museo en Valdeorras"