viernes. 09.12.2022

Miguel Riaño: «Respetamos los tiempos, porque en algunos casos son historias un poco traumáticas»

La película-documental “Ciudad de la Selva” ya es una realidad. Con el fin de las grabaciones este lunes, 21 de febrero, el estreno será antes de finalizar el 2022
«Respetamos los tiempos, porque en algunos casos son historias un poco traumáticas»

La película-documental “Ciudad de la Selva: fuxidos y guerrilleros en los montes de Casaio” ya es una realidad. Con el fin de las grabaciones este lunes, 21 de febrero, el estreno será antes de finalizar el 2022. La obra, sobre la existencia de la guerrilla antifranquista, incluirá entrevistas actuales y muy revolucionarias que en términos historiográficos dejarán constancia de todos los sucesos que hubo en la zona de los montes entre Valdeorras y el Bierzo.

«Lo principal es intentar generar dos almas en el proyecto, porque nosotros tenemos que preocuparnos de que la historia se cuente de la mejor manera posible y necesitamos a su vez un contrapeso en términos científicos e historiográficos que compense inexactitudes. Entonces el trabajo con Sputnik Labrego ha implicado un trabajo de documentación bastante exhaustivo», explicaba el director del documental, Miguel Riaño.

Durante el proceso fue de especial importancia respetar muy bien los tiempos, porque como afirma el director «en algunos casos son historias un poco traumáticas que, si tú las afrontas en una primera entrevista sin conocer a la persona en cuestión, tienden a ser experiencias compartidas de carácter muy pobre. Hemos requerido de un tiempo en el cual entrabamos a conocer un poco a las gentes de Casio y eso nos ha permitido tener más complicidad, conocer mejor la zona y tener más recursos a nivel natural».

Sputnik Lagrego se ha encargado de hablar con la gente, de entender el lugar y, desde ahí, apelar a la documentación. El objetivo en el que buscaban incidir es el entendimiento de la toponimia y la dificultad del terreno del que se está hablando. Cabe recordar que las excavaciones llevadas a cabo por la asociación han localizado ‘chozos’ como el que se considera refugio de Manuel Girón, además de restos de artículos de la vida diaria de los maquis.

La producción fue posible gracias a un crowfunding que les abrió las puertas a este proyecto tan ambicioso. «Fue increíble porque ahí tuvimos conciencia de que era un proyecto de carácter social. No empezamos desde cero, como productora hicimos un sacrificio, pero la campaña de recaudación fue un apoyo vital y la solidaridad de la gente nos da ahínco en nuestra tarea», aclaraba.

Después de recoger todas las entrevistas y la documentación, los profesionales pasarán al montaje del relato. Un trabajo «muy tedioso» en el que se requiere articular una historia con los testimonios, tanto científicos como personales, que harán entender a los espectadores la visión de cada uno de los protagonistas, transmitiendo la dureza de los hechos.

Miguel Riaño: «Respetamos los tiempos, porque en algunos casos son historias un poco...