martes 21/9/21

El Obispado de Astorga ha inmatriculado 210 propiedades en municipios de Valdeorras

Los datos se conocen tras el envío del Gobierno al Congreso del listado de bienes registrados por la Iglesia entre los años 1998 y 2015 al amparo de la Ley Hipotecaria del Gobierno Aznar

El Obispado de Astorga ha inmatriculado entre los años 1998-2015 un total de 210 bienes en diferentes localidades de la comarca de Valdeorras. Se trata de fincas e inmuebles ubicados en O Barco, Carballeda, Petín, A Rúa, Rubiá, A Veiga, O Bolo, Larouco y Vilamartín inscritos en el registro de la propiedad sin ningún documento que acreditara la propiedad más que la firma del obispo. Son las cifras reflejadas en el listado completo de bienes aprobado este martes por el Consejo de Ministros, que la Iglesia inmatriculó al amparo de la antigua Ley Hipotecaria del Gobierno Aznar.

Por otra parte, en Manzaneda hay 43 bienes puestos y en A Pobra de Trives 13 inmuebles y fincas a nombre de la diócesis entre iglesias, huertas y cementerios

Entre los bienes inmatriculados por el Obispado asturicense se encuentran el Santuario de As Ermidas así como las estaciones del Viacrucis, iglesias y cementerios parroquiales, casas rectorales, parajes, fincas y santuarios. (El listado completo de bienes inmatriculados se puede consultar pinchando aquí. Los de nuestras comarcas se encuentran a partir de la página 2280; O Bolo desde la página 2432; Larouco y Manzaneda desde la página 3048 y A Pobra de Trives en la página 3057)

La gran mayoría de los registros de la Iglesia en la zona son edificaciones destinadas a uso religioso como iglesias y ermitas o casas sacerdotales, así como huertas anexas o salones rectorales. También cementerios o propiedades curiosas como un las estaciones del Viacrucis en As Ermitas o cruceiros en diferentes localidades.

Administración General del Estado

La vicepresidenta primera del Gobierno, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, detalló tras el Consejo de Ministros que elaborar el listado ha sido "un trabajo prolijo" y "riguroso" de la Administración General del Estado y el conjunto de los registros españoles con el objetivo de responder a lo que pedía el Congreso.



Calvo subrayó asimismo un dato "importante" que arrojan esas inmatriculaciones en referencia a que 33.335 registros se procedieron por certificación eclesiástica que permitió la modificación normativa impulsada por el Gobierno de Aznar, es decir, que "con la fe de la autoridad eclesiástica se pudiera hacer", remarcó. A ello, añadió la vicepresidenta, 4.626 inmatriculaciones "constan a otro título distinto" aunque "bastante insuficiente, para la demostración de la propiedad".

La modificación de la Ley Hipotecaria hizo posible que desde 1998 se pudieran inscribir los bienes eclesiásticos destinados al culto con la simple certificación expedida por el diocesano correspondiente y esta circunstancia, unida a que mantuviese el privilegio de la inscripción mediante certificación diocesana, supuso "una masiva inscripción en el Registro de la Propiedad de estos bienes a favor de la iglesia", destacaron desde el Gobierno.

Con la publicación de ese registro de inmatriculaciones realizadas en toda España a nombre de la Iglesia, y pese a que estos registros de propiedad se hicieron según Carmen Calvo en base a la legalidad en aquel momento, se abre el plazo para que cualquiera que crea que pueda tener derecho sobre esas propiedades cuyo títulos de inmatriculación cree que fue insuficiente avalado por parte de la Iglesia, puedan reclamar primero una vía de investigación en la administración y luego incluso acudir a los tribunales.


El Obispado de Astorga ha inmatriculado 210 propiedades en municipios de Valdeorras