sábado 4/12/21

El delegado federativo Raúl Rois explica que las normas ya se conocían antes del inicio de las competiciones

Los papeles de todos los equipos de la comarca de Valdeorras en la temporada de la pandemia ha sido muy bueno. Algunas escuadras rozaron la excelencia con su clasificación para los play-off tanto de ascenso como para poder ser campeones provinciales.

Inicialmente estaba previsto que los alevines también participaran en la final a 4, pero desde la Real Federación Galega de Fútbol se decidió eliminar a este equipo debido a la aplicación del fair-play al contabilizar esta escuadra 1 tarjeta amarilla.

Desde la RFGF, el delegado federativo Raúl Rois, explica que las normas estaban concretadas: «Desde el minuto 0», recordando que el mismo habló club por club sobre este tema antes de iniciarse las competiciones.

Además recuerda que la normativa del juego limpio se estipuló en la campaña anterior. Entiende a su vez que la gente que rodea a los equipos afectados estén indignados, aceptando las críticas al ente federativo pero comentando que no es una norma recién inventada y: «Se siguió la normativa de forma escrupulosa».

Respecto al partido de desempate entre Barbadás y Pabellón por ocupar el puesto en las semifinales, explica que estaban empatados a todo y se les dio esta opción en vez de realizar un sorteo. Finalmente esta contienda se resolvió en penaltis tras empatar en el tiempo reglamentario.

Rois pide por último que no se haga demagogia sobre esto y que no se ponga a los niños como excusa. «Y tampoco es por ser de donde son los equipos. Yo personalmente estoy con todas las entidades sean de donde sean. Hemos aumentando las sanciones para los que deciden no viajar por ejemplo hasta A Rúa» concretó.

Entre los padres se palpa la indignación por los hechos. Eduardo Delgado, padre de una de las jugadoras detalla que han jugado con la ilusión de los pequeños al crear una norma extraña dentro del mundo del fútbol. Ya que se priorizan las tarjetas amarillas a los puntos.

Delgado destacó que en el caso de su hija esta se encuentra triste por la situación derivada de la exclusión de la promoción, además como padre el quiere ver a su pequeña siempre contenta. Ahora ya mira para la próxima temporada recordando que lucharán contra todos los elementos y confiando en que los futbolistas queden primeros para evitarse estos líos.

Para Ana Belén Blanco Alonso, técnico de la entidad fue toda una sorpresa ver que no estaban dentro del play-off. Todo ello tras pensar desde el pasado domingo en una semana nueva de trabajo con la posibilidad de acudir a Ourense para poder luchar por el campeonato provincial.

Si bien tanto ella como su compañero Carlos Cruz, le explicaron a los pequeños antes del partido ante el Ourense CF que podía ser el último encuentro de la temporada. Jamás imagino que sería por esto, si no que iba a ser por lograr menos puntos que sus rivales.

También recalcó que ha sido complicado explicar a los pequeños que se quedan fuera después de lograr por méritos propios su clasificación que han perdido por una tarjeta amarilla.

A pesar de que considera una injusticia lo hecho contra sus jugadores, recalca que ellos acatan la decisión y están siempre a favor del juego limpio en una temporada donde los jóvenes deportistas se han portado muy bien y luchado contra todo tipo de inclemencias como las restricciones por la Covid.

Rosendo Durán es mucho más crítico con la situación. El técnico y exfutbolista en numerosos clubes de la comarca explica que estas cosas siempre le ocurren a los equipos de Valdeorras.

El vasco se mostró muy enfadado calificando el gesto de la Real Federación Galega de Fútbol como un "robo" y una "injusticia" porque por méritos propios se ganaron el pase y a través de una norma donde considera que se benefició a otros equipos que se llevaron una sorpresa al saber que el Rúa no tenía derecho a estar en la promoción.

«Se conocían las normas desde el minuto 0»