miércoles 22/9/21

Los equipos de fútbol base pendientes de los protocolos en cada concello

Los equipos de fútbol base de la comarca deberán adaptarse a los protocolos vigentes en cada municipio

Comienza la temporada más atípica del fútbol base. Los conjuntos de la comarca de Valdeorras arrancan este fin de semana una campaña rara, donde los partidos han vuelto más de un año después debido a la pandemia de la Covid-19 y con múltiples parones de por medio.

Se hablaba tras el verano de comenzar con la competición en los meses de noviembre o diciembre. Las consiguientes oleadas del virus obligaron a detener toda la actividad en varias ocasiones. Ahora siguiendo con el protocolo de la Real Federación Galega de Fútbol el balón volverá a rodar.

Pero antes de eso todas las escuadras deberán adaptarse a un régimen de uso de las instalaciones que variará en función del municipio donde se disputen los partidos.

Así por ejemplo este sábado los benjamines del CD Rúa viajarán a Maside. Allí dispondrán de vestuarios con un máximo de 7 jugadores cambiándose a la vez. En cambio en unas semanas cuando jueguen en Monforte de Lemos los vestuarios solo podrán ser utilizados por 4 deportistas.

También el número de asistentes variará. En Maside solo podrán acceder 20 padres, preferiblemente 1 por niño y serán colocados en las gradas por el responsable de la entidad ourensana.

En A Rúa por ejemplo buscarán una forma parecida, aunque debido a las características de O Aguillón no mezclarán a los progenitores colocándolos a cada grupo en bandas diferentes.

Los equipos de fútbol base pendientes de los protocolos en cada concello