lunes 17/1/22

Cómo anticipar y evitar conflictos en las reuniones familiares navideñas

La Navidad es una época complicada. Los conflictos son parte de la vida en familia y es normal que alguna vez nos siente mal la actuación de “alguno de los nuestros”

Cena de Navidad
Cómo anticipar y evitar conflictos en las reuniones familiares navideñas

Se acerca el final de año y con esto las cenas. En todas las familias hay conflictos no resueltos,  y estos encuentran una buena oportunidad para emerger en las fiestas de navidad. La Navidad es una época complicada. Los conflictos son parte de la vida en familia y es normal que alguna vez nos siente mal la actuación de “alguno de los nuestros”. El peligro aparece cuando este conflicto no se resuelve, da lugar a emociones negativas que se guardan y alimentan, explotando en la cena de Nochebuena o la comida de Navidad. Hoy Iria Fernández, del Centro de Psicología Resilencia, nos cuenta algunos consejos para enfrentarse de la mejor forma posible a estas situaciones. 

Hay que tener en cuenta que alrededor de una misma mesa nos vamos a encontrar muchas personas, de diferentes generaciones, con diferentes valores, opiniones, ideologías. «A veces, nos damos cuenta demasiado tarde, cuando estamos envueltos en una comida con personas con las que no tenemos de qué hablar o nos sentimos incómodos o de mal humor sin llegar a saber muy bien por qué».

Por un lado, la Navidad es tiempo de vacaciones, de compartir momentos felices con los seres queridos, con la familia, con los amigos. Son fechas especiales, es una fuente de experiencia y de convivencia. Por otro lado, la Navidad también es estrés, estrés por las compras, las prisas, el agobio de las preparaciones de las comidas, las cenas, surgen muchas discusiones, dudas, roces o preocupaciones. Todos los sentimientos se intensifican.

Anticipar y evitar conflictos

Estos son algunos de los consejos que Iria nos da para evitar conflictos antes de que estos lleguen a producirse:

  • Lo primero que tenemos que hacer es pensar si queremos ir. Si tienes claro que no te apetece ir, no vayas. Pero en ocasiones no es tan sencillo tomar esta decisión o decir que no por sentirte en la obligación de ir, y tenemos miedo a que se enfaden.
  • Prevenir los gastos extras que genera la Navidad y son motivos de discusiones, es importante no salirte del presupuesto.
  • Anticipar con tiempo las compras, los regalos, no dejarlo para última hora.
  • Negociar las distintas tareas, gastos, actividades y llegar a acuerdos, no cargar las responsabilidades en una sola persona.
  • Tener una actitud abierta, positiva, tomar conciencia de no entrar en discusiones familiares.
  • No tener unas altas expectativas de que en Navidad se arreglan todos los problemas, ajustar nuestras expectativas.
  • Anticipar una discusión. Podemos pensar qué contestar de antemano para no dejarnos llevar por el enfado o cómo cambiar de tema. Probar a sentarnos en otro lugar.
  • Ser empático. No es cuestión de tener la razón, en los conflictos todos queremos tener la razón, tenemos que entender que cada uno tiene una percepción de la realidad, por lo que nadie está en posesión de la verdad absoluta.

Cómo actuar ante los conflictos

Una vez que el conflicto ya se ha producido, también hay una serie de consejos que podemos seguir para afrontarlos de la mejora manera posible. Uno de ellos es evitar ceder a las provocaciones, así como no entrar al trapo en los temas que son problemáticos. «Evita llegar al límite y retírate antes de que sea tarde: La evitación también es lo mejor que puedes hacer cuando ya sabes que vas a enfadarte, perder el control y hacer pasar un mal momento a otras personas. Querer controlar tu enfado cuando tu paciencia se ha agotado no es un objetivo realista».

Eso sí, Iria asegura que si el malestar no mengua y «realmente nos estamos sintiendo mal, quizá sea momento de irnos. Llegados a este punto podemos sentirnos orgullosos por haber acudido y poner fin a velada».

Consejos para tener una actitud positiva

  1. Aprender a ser felices. Con independencia de tu familia, tú decides como vivir estas fiestas. No puedes cambiar a nadie de tu entorno, pero puedes decidir cambiar tú.
  2. Si cambias tú y decides ser feliz los que están a tu alrededor se irán posicionando y si alguno se aleja, es que tiene que ser así. Lo importante es rodearte de personas que te quieren, que te aporten, que te hagan sentir bien y haz tú lo mismo con los seres que tienes alrededor.
  3. Si tu familia te hace daño, elige pasar las Navidades con tranquilidad, con bienestar, rodeado por las personas que te quieren de forma sana.

Aquí puedes escuchar la entrevista completa con más consejos:

Cómo anticipar y evitar conflictos en las reuniones familiares navideñas