domingo. 29.01.2023

La falta de lluvias, el cambio climático y el aumento de aficionados causas de que la campaña micológica sea regular

La campaña micológica todavía no ha tocado a su fin en Valdeorras. Así lo han confirmado los expertos micólogos quienes han señalado que la temporada de setas daba comienzo con la llegada de las precipitaciones y tocaba a su fin con las grandes heladas. Por lo tanto aun pueden seguir apareciendo setas ya que la temperatura es suave aunque no llueve mucho, han explicado, de hecho hay ejemplares que aguantan perfectamente hasta finales de diciembre incluso enero y febrero; pero evidentemente, alcanzan una menor calidad.



En esta línea, los expertos y aficionados califican la temporada de inusual y como consecuencia de un verano seco seguido de un septiembre en el que también se registró una gran falta de precipitaciones. “Llovió hasta la fecha de una forma desigual y las temperaturas han sido altas, que puede favorecer la aparición de setas, pero no cuando las precipitaciones son tan pocas”, han detallado. Resumen la campaña como poco constante en ejemplares ya que, aunque han aparecido lotes de calidad no ha sido de manera regular.

La proliferación de aficionados a la recolección, alguno de manera poco ortodoxa y el cambio climático son finalmente el caldo de cultivo para una temporada que no se puede calificar de excelente. La recogida indiscriminada por parte de algunos "nuevos" aficionados está suponiendo un problema. .

Y es que la comarca está sufriendo la desaparición de algunos ejemplares, aunque también aparecen otros nuevos a causa, creen, del cambio climático. Respecto a las más codiciadas como suelen ser níscalos y boletus aseguran que ha habido menos que otros años, pero va variando por zonas y concluyen detallando que es difícil hacer una valoración general ya que el cierre perimetral de  concellos ourensanos también lastra el movimiento para la recogida de setas. “Por ejemplo el Cantarellus no han aparecido muchos todavía, pero aguantan bien en frío por lo que todavía pueden aparecer”, aseguran.



Finalmente, los micólogos hacen hincapié en la formación y precaución. “La formación es fundamental para la conservación, para que podamos seguir disfrutando de ellas”, destacan y precaución para que no haya que lamentar pérdidas de vidas humanas tras ingerir setas venenosas.

Calificación de suficiente para la campaña micológica