sábado. 18.05.2024

En el núcleo de Arcos se decidió apostar por un adoquinado colorido y vistoso para disfrute de los vecinos

El Concello de Vilamartín viene de concluir estos días una serie de obras destinadas a mejorar la calidad de las infraestructuras viarias en los núcleos rurales que forman el municipio.

La primera de ellas fue la remodelación del Camiño da Minguela. Allí junto al ensanchamiento de la carretera y la creación de aceras se creó una nueva plaza para uso y disfrute de los vecinos. Además aprovechando las mejoras se decidió adoquinar el entorno de forma que quedara colorido y vistoso.

El regidor Enrique Álvarez afirmó que no sabía qué respuesta iban a tener por parte de la población, destacando que finalmente el resultado fue aprobado por los residentes. Estas mejoras fueron realizadas gracias a 48.000 euros provenientes de remanente.

Estas últimas jornadas también realizaron mejoras en las calles principales de Córgomo y Correxais. En esta última localidad se decidió apostar de nuevo por un estilo de adoquín colorido.

Álvarez Barreiro también quiso destacar la época estival. Desde el consistorio vuelven a apelar a la prudencia de los ciudadanos ante el final de algunas restricciones como el uso de las mascarillas al aire libre.

El regidor es consciente de que muchas familias se reunirán tras mucho tiempo sin poder hacerlo. Aún así recuerda que eventos como las Festas das Covas ni se llegaron a plantear en el 2021. De cara a eventos del final del verano existe la posibilidad, en función de la situación epidemiológica de que si se lleguen a hacer.

Vilamartín realiza mejoras en Arcos, Córgomo y Correxais