lunes 6/12/21

El presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, José Antonio Quiroga Díaz,  se desplazó hasta Vilamartín para conocer in situ las deficiencias en materia de depuración de aguas residuales  que registra el municipio, concretamente en Arcos. Anunció el inmediato inicio de un proyecto técnico, con una inversión de 18.000 euros,  para estudiar la solución a los vertidos al río Sil. Una vez finalizado el estudio, avanzó que se firmará un convenio para ejecutar una obra que permita poner fin al problema.

El alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, explicó que el  problema se remonta a ocho años atrás, época en la que se realizó un colector en la fosa séptica de Arcos que, posteriormente, quedó obsoleta por estar situada en zona inundable. A través de este sistema, se recoge casi la mayor parte de las aguas residuales de Córgomo, Baxeles y Valdegodos, además de las procedentes de empresas de la zona como un complejo hostelero, bodegas de vino e industrias del sector de la piedra. Esta circunstancia genera que, en la actualidad, la mayor parte de las aguas residuales del municipio están sin depurar.

El regidor mostró su satisfacción con el estudio técnico previsto y quiso arrebatar el firme compromiso de Quiroga Díaz para que no se quede en un simple proyecto ni en el olvido. «Hai un borrador que cifra en 260.000 euros o arranxo, pero esa cantidad sería insuficiente», expresó Barreiro, haciendo alusión al problema añadido de los vertidos de las empresas.

En este sentido, el presidente de la Confederación mostró absoluta disponibilidad: «a vontade é arranxalo pois incide negativamente na calidade da auga do río». Eso sí, reconoció que es una situación de cierta complejidad pues se mezclan aguas residuales de los domicilios con otras de actividad industrial, de ahí el estudio previo y pormenorizado que brindará la solución técnica.

En cuanto a la salud del agua del río Sil en Valdeorras, valoró que  sin ser alarmante, «es mejorable». El caso de Arcos, apostilló Quiroga Díaz, es un ejemplo de que todavía queda mucho trabajo por hacer y hay todavía sistemas de vertidos y saneamientos susceptibles de ser mejorados para que la calidad del río. De ahí, la decisión de  la Confederación de actuar sin más dilación.

Puedes escuchar la rueda de prensa ofrecida por José Antonio quiroga ofrecida en el Concello de Vilamartín en el siguiente audio:

El presidente de la Confederación Hidrográfica se compromete a acabar con los vertidos...