viernes. 19.08.2022

Tras 5 meses en funcionamiento desde su implantación en O Barco, la empresa Spedion, ubicada en el Polígono de A Raña, ha dado un paso más trasladando a dos de sus empleados de la sede alemana, Anna Hartmann, Asistente de Administración, y Kai Wallaschek, Gestor de Proyectos, para compartir experiencias de trabajo en uno y otro país. En Somos Comarca hemos hablado con ellos, además de con el responsable de la sede de Spedion en España, Enrique Quirós, y Beatriz García, empleada de la empresa aquí en Valdeorras.

Somos Comarca: Son 5 meses ya desde la implantación de la empresa en O Barco, ¿cómo os han recibido?

Enrique Quirós: Hemos tenido mucho trabajo estos meses, sobre todo papeleo inicial para poner en marcha la empresa, porque las cosas son diferentes en Alemania. Pero ya está todo listo y hemos empezado a trabajar.

SC: Dos personas del equipo alemán están en España ahora, ¿cuál es la razón de que hayan venido?

EQ: Anna Hartmann y Kai Wallaschek están aquí para enseñar a los empleados cómo trabajamos en Alemania. Han venido para ser esa unión entre los dos países porque es muy importante que trabajen juntos. Las culturas son distintas; ellos aprenden cómo funciona aquí el mercado y nosotros conocemos cómo funcionan en Alemania. Así esperamos conseguir que las cosas sean más fáciles.

Anna Hartmann: Llevo aquí una semana y me gusta la cultura española, la gente, la comida, y O Barco es un buen sitio para vivir. Soy el punto de unión entre la empresa alemana y la empresa española y estoy aquí para conocer el mercado español del transporte que es un tanto distinto si lo comparamos con el alemán.

SC: ¿Ha habido empresas que se hayan interesado por la aplicación de Spedium?

Beatriz García: Aquí en O Barco tenemos tres clientes, otro más en Ponferrada, y otro en Sarria, Lugo. Y seguimos tanteando otras empresas que se distribuyan a lo largo de Galicia y Ponferrada. Vamos poco a poco pero nos hemos asentado bien. Vamos creciendo, viendo cómo los clientes trabajan con este nuevo sistema de telemática y estamos muy contentos.

EQ: En este tiempo también hemos trabajado a nivel político. Nos desplazamos recientemente a Santiago de Compostela para solicitar que se apliquen ayudas comunitarias a los transportistas para invertir en digital. España tiene que crecer en este aspecto porque en los demás países europeos se trabaja telemáticamente. Nosotros estamos aquí para ayudar en esta tarea.

BG: Existe una ayuda a nivel comunitario es una subvención que se llama De Minimis. Se trata de concesiones que podrían ayudar a informatizar y telematizar los camiones en el mundo del transporte pero sí que es cierto que en España no se recoge ninguna comunidad autónoma a excepción de Asturias que haya aprobado esta subvención. Es por ello que hemos decidido movernos y hablar con la Consellería de Infraestructura e Vivenda en Santiago y con el director Xeral de Movilidade e Transporte para pedir que soliciten estas ayudas.

Para un transportista de la zona con 10-15 camiones en los que tenga que instalar el sistema, le resulta muy costoso, pero si recibe una ayuda para llevarlo a cabo, bien para nosotros y bien para ellos.

EQ: Y bien para España que se moderniza y equipara a los sistemas europeos. Nosotros queremos que España también crezca con este sistema. Es muy importante.

SC: Y ¿existe demanda suficiente para que esa subvención pueda pedirse?

BG: En Santiago nos dicen que debemos tener demanda para aprobar las ayudas, porque movilizarnos para aprobar una subvención sin que haya una demanda es ilógico. Por eso nos estamos poniendo en contacto con las asociaciones de transportistas en Galicia, con Asociación Empresarial de Mercadorías por Estrada de Galicia (Apetamcor), Federación Galega de Transportes (Fegatrans), y vamos a hacerlo también con la Federación Española de Asociaciones del Transporte en Madrid. Así podremos hacer un poco de fuerza y la Xunta podrá dar el visto bueno a las ayudas.

SC: ¿En qué consiste la aplicación diseñada para camiones?

BG: Es un sistema de informática y telemática logística que no sólo ayuda a localizar el camión sino que permite realizar la descarga remota de los datos del tacógrafo, obtener un análisis de los datos de FMS, ver los valores de consumo del camión, enviarle una nueva ruta al chófer en cualquier momento, aprovechar el tránsito de vacíos para la recogida imprevista de algún material, etc. Es un control muy estricto de la flota.

Todo son beneficios. Para el empresario porque puede controlar al chófer y al camión, y para el propio chófer que tiene la seguridad de que todo queda registrado. En muchos casos, un transportista llega a una empresa a cargar o descargar a una hora determinada y no le cargan hasta más tarde. Con este sistema queda registrado que estuvo allí en esa empresa a la hora acordada.

SC: Y este software, ¿se desarrolla en España o en Alemania?

BG: Nosotros trabajamos con un software propio no compramos un software. Tenemos desarrolladores de software en Alemania que se adaptan a las necesidades del cliente. Incorporamos y quitamos módulos de la aplicación que el cliente no vaya a usar o que le falten. Es muy individualizado para cada empresa.

Hasta ahora el hardware estaba viniendo desde Alemania porque lo estaban haciendo allí. Ahora estamos en contacto con una empresa española que trabaja aquí pero que exportan su producto fuera porque en España no hay tanta demanda ahora mismo en cuanto a este sistema que ellos nos venden. Nuestra intención es poder colaborar con ellos, cooperar, hacer un sistema que se adapte a nuestras necesidades y comercializarlo aquí sin traerlo de fuera.

EQ: Nosotros no vinimos desde Alemania para vender un producto, hacemos el producto aquí, con ingenieros españoles, y así crecemos todos. En la industria europea ahora se quiere lo digital así que España tendrá que adaptarse.

E. Quirós: “Es importante que el equipo español sepa cómo se trabaja en Alemania”