lunes. 03.10.2022

El equipo de gobierno de O Barco negocia con Adif la construcción de un tercer paso subterráneo que salve las vías del tren. Estaría situado en la calle Xirimil y ya cuenta c0n un proyecto redactado. Actualmente, el concello negocia con Adif la aportación económica de cada institución.

Este anuncio fue realizado por el alcalde de O Barco, Alfredo García en el pleno extraordinario del día de ayer en el que se aprobaron los presupuestos para el presente ejercicio. Con el voto en contra de los ediles populares y la abstención de Riada salieron adelante estos presupuestos de 8,5 millones de euros. Una cantidad en la que el 44% se dedica a personal y un porcentaje similar a servicios, tal y como señaló el portavoz del PP, Arsenio Moldes.

Aunque la oposición se mostró de acuerdo con algunos puntos, el portavoz de Riada, Félix García señaló que las inversiones no responden a las prioridades municipales. Criticó la inversión prevista para poner en valor el yacimiento de arqueológico de San Salvador o los más de 340.000 euros que se destinan a la segunda fase de O Castro, “donde solo viven seis familias y hay un hotel”, argumentó. Fue el portavoz independiente quien criticó que no se incluyera en el plan de obras trianual la creación del citado paso bajo las vías del tren. “Deja en el aire el acondicionamiento de varias carreteras mientras invierte 50.000 euros para un cine comercial”, argumentando que no hay público para estas salas.

Concluyó el edil de Riada calificando la gestión como cortoplacista y exigiendo que se apostará por la creación de empleo y por la remunicipalización de servicios mientras se mostraba en contra de las ayudas económicas a entidades como CCA, la Cámara de Comercio o las Ferias Gastronómicas. Además el concejal propuso la creación de un Centro de Día Municipal para la atención a las personas mayores “Garantizaría derechos y crearía empleo”, destacó.

Su homólogo popular, Arsenio Moldes criticó que, mientras se pierde población, el equipo de gobierno no incluya ayudas económicas para incentivar la natalidad ni para la creación de empresas o para los comercios ajenos a CCA. Recordó, el portavoz popular, que muchas de las obras ya fueron propuestas por su grupo en 2013 y rechazadas por el equipo de gobierno. Criticó Moldes los gastos ocasionados por las constantes reparaciones de la cubierta del Edificio Multiusos “cuando se debería haber hecho en pizarra”. Señaló el portavoz que la presión fiscal es de 344 euros por ciudadano mientras que la inversión es de 38 euros.

En el turno de ruegos y preguntas, el alcalde informó que los nuevos depósitos de agua no se construirán en Vilanova debido a los informes de los técnicos.

O Barco negocia con Adif la construcción de un tercer paso subterráneo por las vías del...