jueves. 11.08.2022

La Asociación Protectora de Animales de Valdeorras (APAV), conocida como “Peludines Callejeros de Valdeorras” ya ha puesto en la calle sus calendarios solidarios que tienen por objetivo recaudar financiación para ayudar a los perros callejeros que recogen hasta que les encuentran “una familia humana”, como señala una de las miembros de la protectora Eva Samprón.

El calendario, con imágenes de los animales acogidos, se pueden adquirir en el bar Río Galir, en la clínica veterinaria Valdecan y en Prenda outlet, todos ellos establecimientos sitos en O Barco. El precio de dicho calendario es de 10 euros que irán a parar a los gastos derivados de la asistencia veterinaria, alimentación y acogida de los animales. “Las fotos son de Roberto Vega, un fotógrafo berciano que ha querido colaborar tomando imágenes de nuestros peludines, que buscan una familia. La pastora alemán del mes de mayo falleció en un accidente después de tomar la foto,  pero este es también nuestro homenaje para ella por eso la incluimos en el calendario”, destacó.

En este momento la asociación tiene acogidos 15 perros, “debido a la legislación vigente y también a los recursos económicos ahora mismo no podemos tener más animales”, señaló Samprón para explicar porque, en algunas ocasiones, aunque los vecinos de Valdeorras les pidan que recojan a un perro abandonado no pueden hacerlo, “ya nos gustaría poder atender a todos”, destaca.

La voluntaria señala que son muchos los perros que se abandonan en Valdeorras. “El foco está en Sobradelo, donde sobre todo son perros de caza los que se dejan”, señala.

Además de colaborar con la adquisición del calendario también se puede optar a una adopción escribiendo un correo electrónico a [email protected], donde la protectora explicará los trámites a seguir. “No toda la gente es apta. Si es un cazador, o se quiere el animal para ganadería o como perro alarma en una finca no lo damos en adopción. No queremos que estos animales sufran, solo que sean felices como animales de compañía”, asegura Eva Samprón. Así los trámites pasarían por un cuestionario y una visita al domicilio en el que convivirán el perro y el adoptante.

En este momento, la protectora cuenta con cuatro socios así como varios ayudantes de Valdeorras, El Bierzo e incluso Ourense. “Animamos a todo el mundo a que compre el calendario porque se ha cocinado con mucho cariño y amor y nuestros peludines están radiantes”, concluye la voluntaria de esta protectora de sacrificio cero.

Sobradelo, foco de abandono de perros en Valdeorras