miércoles 19/1/22

Xocas Miranda es uno de los pacientes positivos en coronavirus y nos cuenta cómo está pasando esta enfermedad

Es la palabra más escuchada durante las últimas semanas. El coronavirus está presente en nuestro día a día a todas horas. Nos han contado en repetidas ocasiones cuáles son sus síntomas: tos, fiebre y dificultad para respirar. ¿Pero, sabemos realmente cómo se pasa y cómo se convive con él?



Xocas Miranda, técnico del Pizarras Los Tres Cuñados y gerente de "Miranda X", es uno de esos pacientes que ha dado positivo enla prueba del COVID-19. Desde el pasado 12 de marzo decidió aislarse y cerrar la tienda. «En cuanto me vi raro, decidí meterme en casa. La primera semana la fiebre fue suave, pero en el día 17 me puse peor y durante ocho días fue todo muy raro. La temperatura era de entre 38 y 39ºC».

Ahora, está comenzando a notar la mejoría, pero asegura que «esto deja a uno muy baldado; muy cansado. Por lo menos a mí. Lo único que no podía era llenar los pulmones porque tosía. También tenía un dolor muscular que no me dejaba hacer prácticamente nada. Hay gente que lo lleva de otra manera». Y el ejemplo lo tiene muy cerca. Su madre también resultó positivo. Estuvo ingresada durante una semana en el Hospital Público de Valdeorras «y no tuvo los síntoma normales, solo problemas de estómago. Pero en una placa le vieron que tenía los pulmones un poco tocados».

Así se realizan las pruebas

Para saber si un paciente tiene esta enfermedad deben analizar su mucosa. Esto se realiza introduciendo un bastoncillo en los orificos nasales o en la garganta. «No duele, solo molesta un poco». Después, la prueba se envía a Ourense que es donde se analiza. «En el momento que mi madre dio positivo, me la hicieron. En el hospital es más rápida. A mi tardaron cinco días en decirme el resultado».

Ahora Miranda será sometido a otra prueba una vez transcurridos 15 días. En el caso de que el resultado sea negativo tampoco sabe qué ocurrirá. «Esto es nuevo para todos e intentamos gestionar una situación que no conocemos. Por un lado me han dicho que tendría que seguir 14 días aislado y otros, que podría convivir con mi familia».

Aislados fuera de su hogar

Xocas y su madre se encuentran en estos momentos viviendo en otra casa. «Por suerte tenemos otro lugar donde podíamos meternos». Su padre tiene problemas de pulmón y no podía convivir con su madre por el riesgo de contagio «y tampoco podíamos meternos los dos en mi casa, porque sería cargarla de virus. Estamos aquí, viviendo sin problema porque los dos somos positivos». Y por suerte, con el pico de la enfermedad ya superado.

«Es una enfermedad que a mi me dejó muy baldado»