lunes. 05.12.2022

La despoblación pone en peligro a la diócesis

El ecónomo de la Diócesis de Astorga, Celestino Mielgo apunta que la despoblación está mermando la capacidad de esta institución que se apoya en laicos para oficiar celebraciones dominicales a falta de párrocos
Misa de Santa Rita presidida por el obispo y bendición de las rosas (66)
Misa de Santa Rita presidida por el obispo y bendición de las rosas (66)

La despoblación y el envejecimiento de la población son dos de los peligros a los que se enfrenta la dióceis de Astorga, de la que Valdeorras y Terras de Trives forma parte. Así lo ha advertido el ecónomo de la Diócesis de Astorga, Celestino Mielgo quien señala que “el futuro de la Diócesis corre serio peligro” después de que la pandemia ha multiplicado las defunciones por cinco, en una zona envejecida y despoblada, muy extensa.

“No estamos solo en la España Vaciada, es una España esquilmada”, abunda, de la que se han ido los mejores elementos de las poblaciones, los jóvenes, que son el relevo de los pueblos.

Son 209 sacerdotes los que hay en la Diócesis, 232 catequistas y muy pocos seminaristas, ocho en Ponferrada, en el seminario menor. La actividad educativa, en centros concertados se centra en una decena de colegios con más de 4.200 alumnos que dan trabajo a más de 800 personas. En cuanto al trabajo de evangelización, hay 282 misioneros en distintas partes del mundo.

En lo referente a la actividad cultural, la Diócesis cuenta con 33 BIC que "suponen un ingreso y mejora de actividad económica”. En este año pasado, la iglesia afrontó 42 proyectos de rehabilitación.

La actividad caritativa es potente en la Diócesis.” Cáritas es admirada a nivel nacional en esta zona por la implicación que manifiesta”, explica Mielgo. Hay 35 centros de atención a los vulnerables. En total se ayuda a 28.181 personas con 553 voluntarios más 290 de Manos Unidas.

Estos números reflejan lo que las personas entregan a la Iglesia. Pero se sustentan en su economía que sufrió una bajada en 2019 y, a partir de entonces, se ha ido manteniendo, dice Mielgo. En concreto, la Diócesis cuenta con 1,1 millones de aportaciones de los fieles, un 17,2% del total, 3,5 de la asignación tributaria, lo que supone un 53,7%, 251.000 euros de ingreso de patrimonio y 1,6 millones de otros ingresos. La cifra completa es de 6.636.588, 55 euros ingresos. Los gastos alcanzan los 6.359.449,15 euros, por las aportaciones pastorales y asistenciales, 1,3 millones. Las retribuciones al clero alcanzan los 1,6 millones.

Cada párroco percibe un salario de 925 euros, destaca Mielgo, y los jubilado menos, o la conservación de edificios, en lo que se gastan más de 2,5 millones, entre otras. El resultado es positivo, con unos 300.000 euros de remanente que se dedicará a sufragar necesidades futuras, como mejoras de instalaciones que no estaban contempladas o como las Unidades de Acción Pastoral nuevas, que reducen la acción pastoral en número. De hecho había 24 arciprestazgos, que se redujeron a 10 y después a 4 en el Bierzo (Ponferrada, Villafranca, Ribas del Sil y Bembibre).
somoscomarca_jovenes_iglesia
Valdeorreses se preparan para la Jornada de la Juventud en Lisboa

La falta de párrocos y el incremento de pueblos a los que llevar las misas ha hecho que la Diócesis de Astorga adopte medidas y active a laicos “moderadores” que puedan realizar celebraciones dominicales. No son las misas habituales, puesto que estas personas no pueden consagrar, pero sí mantiene el resto de la liturgia.

Hay 90 pueblos en los que se hace y la idea es hacer equipos ambulantes que se muevan para hacerlo, solventando así el principal problema de la Diócesis, la despoblación.

somoscomarca_vilamartin_arnado_iglesia_casadopobo_lavandeiras_2022 (1)

La despoblación pone en peligro a la diócesis