martes 21/9/21

Isabel Gavela recomienda "Donde haya tinieblas"

Este thriller plantea una reflexión irónica sobre la intolerancia, la dicotomía entre pecado y belleza, entre misericordia y castigo


Un sábado más, Isabel Gavela, de Librería Praxis, nos trae la novela recomendada para esta semana, que en esta ocasión es “Donde haya Tinieblas” de Manuel Ríos Sanmartín. Además, ha informado de la lista de los libros más vendidos en la tienda:

  1. Sira, de María Dueñas
  2. Lo que la marea esconde, de María orduña
  3. Niadela, de Beatriz Montañez
  4. Feria, de Ana Iris Simón
  5. Donde haya tinieblas, de Manuel Ríos Sanmartín

"Donde haya tinieblas"

Este thriller plantea una reflexión irónica sobre la intolerancia, la dicotomía entre pecado y belleza, entre misericordia y castigo, y las relaciones entre el hombre y la mujer como dos seres destinados a entenderse desde el principio de los tiempos.

La trama, igual que en su anterior novela,  no da descanso en ningún momento, nos lleva de una forma muy visual por todos los escenarios. Se va enrevesando cada vez más,  te mantiene en tensión y te va dando sorpresas. Acompañamos a Martínez y Pieldelobo por toda la trama con un ritmo continuo, elevado y momentos de acción que se complementan con dosis de humor, mucho humor por parte de Martínez, bastante bien encajado en la novela, y poca empatía por parte de la inspectora Piel de lobo para con su compañero. 



Además, nos sumerge en el mundo del arte y de la religión, explicándonos todo lo necesario para no perdernos en estos ámbitos. Se nota una gran documentación, una historia compleja, que te da juego para ir adivinando por donde pueden ir los tiros. El autor lo hace de lujo para tenernos con las expectativas altas y no saber hasta bien avanzado el libro cuál será la trama final que da lugar al crimen. 

La forma de entrelazar la historia consigue atraparte y juntando los ingredientes ya mencionados, dan como resultado un thriller potente, de los que pueden ser llevados a la gran pantalla (o pequeña). Un par de protagonistas muy carismáticos que representan dos polos opuestos, pero que encajan muy bien. También incluye referencias muy actuales que hacen que la trama no sea lejana a lo que vemos en nuestra realidad; consigue unir lo más actual con temas religiosos con acierto. De esta forma, reflexiona sobre diferentes temas aportando distintos puntos de vista.

Narrado en primera persona de la mano del inspector Martínez, discurre con facilidad, ágil, con humor, diálogos que amenizan la historia. Consigue que conectemos con el protagonista, que nos transmita sus emociones y pensamientos. Por otro lado, también encontramos descripciones visuales que te hacen «ver» lo que está contando.

El personaje de Martínez me cautivó desde el primer momento, un inspector de lo más campechano, alejado de esos personajes cargados de oscuridad. Se caracteriza por su sentido del humor, pero también por, sus ganas de aprender aunque vaya dejando poco a poco la juventud de lado, y su capacidad para reponerse. Es un personaje que me transmitió mucho, con una parte sensible y emotiva y algo más que descubriremos a lo largo de las páginas.

Por el contrario, Pieldelobo, su joven compañera sí tendrá su lucha interna que le hará mantener las distancias y que tendrá que aprender a convivir con Martínez. Pero aprenderá que mas sabe el diablo por viejo que por diablo y esto será fundamental en la buena resolución de la historia.

Ambos dan mucho juego en la trama, porque aunque son tan diferentes los dos buscan lo mismo y pueden reconocer sin problema sus errores y aceptar de buena gana que su compañero tiene razón para que la investigación llegue a buen puerto.

 En resumen: una buena novela para los amantes del thriller y novelas policiacas. Aquí te dejamos la entrevista completa:

Isabel Gavela recomienda "Donde haya tinieblas"