sábado 4/12/21

El fuego, que también afecta a Quiroga y A Proba do Brollón, ya ha calcinado 900 hectáreas

El incendio forestal declarado en la mañana de ayer en la parroquia de Ribas de Sil —Lugo— ya ha calcinado, según las primeras estimaciones, 900 hectáreas. Así lo informa el último parte de la Consellería de Medio Rural, que señala que será necesario realizar más mediciones a lo largo de la mañana, con luz natural, para conocer la extensión real. Las llamas también afectan a los concellos de Quiroga y A Proba do Brollón.



En este fuego continúa decretada la Situación 2 como medida preventiva, una situación operativa declarada inicialmente por la cercanía del fuego al núcleo de Rairos y que se mantiene por precaución.

Las llamas comenzaron a las 12.47 horas de ayer y permanece activo ahora. Hasta el momento se movilizaron para controlarlo 7 técnicos, 17 agentes, 49 brigadas, 22 motobombas, 5 palas, 8 aviones y 14 helicópteros. También se incorporaron a lo largo de la noche medios de la Unidad Militar de Emergencias ( UME).


La columna de humo también afecta ya a Valdeorras, y principalmente a las zonas del valle, como O Barco, Vilamartín y A Rúa, donde el olor a quemado está siendo el protagonista de la mañana de este martes.



Y es que a las 900 hectáreas de Ribas do Sil, se unen otras 140 h. que se han calcinado en otra parroquia de este mismo concello, Nogueira. Aquí el incendio declarado el domingo a las 21.43 horas también continúa activo.

Para su control se movilizaron hasta ahora 6 técnicos, 17 agentes, 33 brigadas, 26 motobombas, 5 palas, 7 aviones y 6 helicópteros.

Valdeorras amanece bajo una "nube de humo" del incendio de Ribas de Sil