martes 19/10/21

«Hay mujeres en investigación, donde no las hay es en los puestos más altos»

Noa Feás, barquense, investigadora científica y mujer

«Hay q ue darles más visibilidad a mujeres científicas para que haya referentes». Esta es la reflexión que realiza la investigadora natural de O Barco, Noa Feás cuando se le pregunta por el papel de la mujer en el ámbito de la ciencia.

Feás es licenciada en Veterinaria por la Universidad de León y tras trabajar dos años en una clínica decidió comenzar su Máster en Investigación en Ciencias de la Salud. Actualmente, realiza su tesis doctoral sobre la patología del cáncer en el Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM), dependiente de la Universidad de Valladolid, UVA, en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Para este proyecto predoctoral cuenta con una ayuda de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).



«No es lo habitual pasar de veterinaria a investigación, pero tengo más compañeros que lo han hecho porque al final la base es la medicina», reconoce Feas quien señala que ya durante la carrera le gustaban las prácticas en el laboratorio, formación que decidió completar con el Máster que realiza en la Universidad de Valladolid pero que la ha hecho viajar hasta Estados Unidos, en concreto a Florida, donde lleva a cabo su labor en el Moffitt Cancer Center. «Este centro está asociado a un hospital que se encuentra entre los diez mejores de EE. UU en investigación contra el cánce»”, detalla Feás.

Su tesis se centra en el cáncer de tiroides, «en concreto en aquellos tipos que se dan en un menor número de pacientes» apunta Noa quien relata que su estudio trata de concretar las razones para que un tratamiento sea efectivo o no en diferentes pacientes, «busco las mutaciones y los biomarcadores», anota.

Presencia femenina en

investigación

Respecto al número de mujeres que están presentes en la investigación, Noa reconoce que en carreras de salud y en investigación médica si existe un elevado número de féminas, pero no así en otras áreas de ciencias puras, «el problema es cuando sigues ascendiendo y llegas a cargos más altos», detalla la investigadora aludiendo al llamado techo de cristal.

Asevera que no le han preguntado en demasiadas ocasiones aquello de «¿qué hace una chica como tú en un sitio como este?», pero si ha reflexionado sobre los referentes existentes respecto a mujeres científicas. «Así, en frío, no te salen. Tienes que buscar para encontrarlas. Y por ejemplo en España teníamos a Margarita Salas que desarrollo una gran labor. Ahí sí deberíamos trabajar para tener más referente»”, subraya la investigadora quien detalla que también existe una fuerte brecha a la hora de dar premios. «Más en casos como los Nobel. Pocas mujeres los han recibido», añade.

Sobre qué aporta la mujer a la ciencia, Noa detalla que todo el mundo contribuye con su particular punto de vista. «Pero si estamos cortando el acceso a un determinado grupo de personas perdemos esa variedad de puntos de vista», asevera.

Noa completa su trabajo con la divulgación científica por lo que no duda en animar a los más pequeños a estudiar carreras científicas.

Respecto a propio futuro, confirma que no se plantea nada más que vivir el presente, pero reconoce que le gustaría dedicarse a la investigación donde, además del techo de cristal se encuentra con otro terrible monstruo: la falta de financiación. «Es otra limitación, en España en particular, aunque existe en todo el mundo. La falta de medios para poder seguir investigando», concluye la barquense.

«Hay mujeres en investigación, donde no las hay es en los puestos más altos»