miércoles 19/1/22

De los 160 participantes, 40 pertenecen al servicio de Oncología del CHUO

El Hospital Universitario de Ourense — CHUO — participa en un ambicioso proyecto internacional para mejorar la calidad de vida y ahondar en el seguimiento de los y las pacientes recuperadas de cáncer, mediante el empleo de la inteligencia artificial y aplicación del análisis de gran volumen de datos (Big Data).

"Persist", como se denomina el proyecto, tiene una importante presencia gallega, ya que además de ser el de Ourense el único hospital español participante, el centro tecnológico Gradiant, con sede en Vigo, fue designado cómo coordinador de este consorcio internacional, que está apoyado por la Unión Europea (UE), a través del programa Horizonte 2020 (H2020), con una financiación de 5 millones de euros y cuenta con la participación de otras doce entidades internacionales.



Estos días comienzan las pruebas clínicas con el seguimeinto de 160 pacientes voluntarios, 40 de ellos del Servicio de Oncología del Hospital Universitario de Ourense, recuperados de un cáncer de mama o colorectal, dos de los mas frecuentes. El resto de pacientes participantes fueron seleccionados en el Centro Clínico Universitario de Maribor (Eslovenia), el Centro Hospitalario Universitario de Lieja (Bélgica) y el Instituto de Medicina Preventiva y Clínica de la Universidad de Latvia (Letonia).

Cada uno de ellos llevará, a lo largo de 20 meses un teléfono y un reloj inteligentes, que permiten su monitorización continua, remota e individualizada, registrando en tiempo real todos los datos biomédicos necesarios para el estudio, como la tensión arterial, la frecuencia cardíaca, la calidad del lo son, además de indicadores relativos a su calidad de vida (alimentación, deporte, estado de ánimo, etc.).



Mediante la aplicación de algoritmos de inteligencia artificial a esta información y su análisis Big Data (grandes volúmenes de información) Persist desarrollará nuevos modelos de análisis de datos sanitarios, lo que supondría un importante avance para mejorar el seguimiento de los pacientes oncológicos en revisión, adelantarse a posibles signos de remisión y en general conocer mejor esta etapa en las que los pacientes espacian sus visitas al hospital, una vez recuperados.

Tecnología para recuperar información

Para Luis Pérez Freire, director general de Gradiant, " Persist" es un proyecto muy ambicioso por dos motivos: se trata de introducir la tecnología de última generación en la lucha contra el cáncer y hacerlo conjuntamente a nivel internacional. "Buscamos un avance radical en la calidad del seguimiento de los enfermos de cáncer".

Para Jesús García Mata, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Universitario de Ourense, este proyecto está estrechamente ligado al deseo de los oncólogos por mejorar la información de la que disponen una vez que los pacientes, ya curados, se reintegran su actividad social, laboral y familiar "Muchas veces estos pacientes tienen secuelas, síntomas del día a día, miedos o problemas psicológicos, que con el sistema actual de seguemento puntual o periódico no es posible valorar".

Persist, subraya García Mata, podría abrir una vía para conocer, y actuar, ante determinados condicionantes de salud que "son fundamentales para los pacientes oncológicos, no solo para su salud global, sino también en el pronóstico del cáncer, como el ejercicio físico, si fuman o no, sí beben o no, o el tipo de alimentación que hacen" el que permitiría actuar para mejorarlos o corregirlos.



Esta nueva vía de seguimiento permitiría a los clínicos tener una herramienta para detectar un síntoma, que para el paciente puede pasar inadvertido, y se mencione días o meses después en una revisión rutinaria, pero que de conocerlo sería una señal de alerta de una posible remisión u otro problema como los psicológicos, y les permitiría, dice Mata, "Tomar la delantera a la enfermedad, ir por delante".

Uno de los objetivos de la Unión Europea, con la puesta en marcha del programa H2020, es crear una ciencia de excelencia, que permita reforzar la posición de Europa en el panorama científico mundial. Para eso, incrementó sustancialmente la dotación del Consejo Europeo de Investigación (ERC, en sus siglas en inglés), con un presupuesto de 76.880 millones de euros.

El CHUO participa en un proyecto para ahondar en el seguimiento de los supervivientes...