martes 25/1/22

El Concello de Vilamartín se compromete a reunir a los vecinos en el momento en que haya una previsión de nuevas excavaciones

Una parte de Valencia do Sil se siente ignorada y desinformada en cuanto al rumbo que han seguido las excavaciones e investigación del castro situado en su territorio. Así lo afirma Susana Monteiro —presidenta de la Comunidad de Montes en Mano Común de la localidad, de la Asociación de Amigos da Vendima de Vilmartín, además de vicepresidenta de la Asociación de Vecinos y concejala del PP en el Concello—, quien argumenta que siendo el pueblo protagonista de la historia arqueológica no fue convocado nunca a una reunión que aclarase a los vecinos qué se iba a hacer el castro.



Susana Monteiro dice que Valencia do Sil no busca protagonismo, ni notoriedad, pues  ya se lo ha conferido el propio yacimiento arqueológico, sino simplemente que la pequeña localidad de Vilamartín sea informada de cuantos pasos se den cada vez que se realice un estudio o excavación. En definitiva, que se tenga en cuenta al pueblo, en el que residen una treintena de familias.

Susana Monteiro (a la izquierda) estima que el pueblo debe ser informado

Tal es así que, incluso, se lo planteó al alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, quien se comprometió a convocar una reunión cuando haya una previsión de realizar excavaciones en el yacimiento. Y ello, dijo el alcalde, aún cuando el Concello no es promotor de los estudios arqueológicos. «No habría ningún problema ni inconveniente para hacer una reunión», valoró el regidor.

Susana Monteiro explica que este sinsabor nace de una ausencia de información al pueblo. Pone por delante que «no pedimos nada del otro mundo, sino que se nos informe cada vez que se vaya a hacer algo en el castro. Y no lo digo como concejala, sino como vecina, en nombre de otros vecinos que sienten que no se nos ha tenido en cuenta».

Cita como ejemplo que de todo lo que se hizo el año pasado en torno al castro de Valencia do Sil, incluso la conferencia en Vilamartín sobre los resultados de los estudios, «nos enteramos por las redes sociales. Nadie nos dijo qué se iba a hacer, por qué se hacía, nada».

Al mismo tiempo, propone que si en algún momento se realizase algún tipo de exposición resultante de las excavaciones en el castro, los hallazgos sean expuestos bien en la antigua escuela de Valencia do Sil, bien en el Concello de Vilamartín, para que revierta directamente en visitas y dinamización del municipio.  «No nos gustaría que se fuese para otro Concello de la comarca», añade.

El alcalde se comprometió a reunir a los vecinos cuando haya nuevas actuaciones

El castro visibilizó Valencia do Sil durante muchos meses, pero ¿alguien se olvidó de los vecinos o han sido partícipes del gran acontecimiento arqueológico para Vilamartín y Valdeorras?

El alcalde lo tiene claro. En ningún momento se ha querido pasar por alto a los vecinos, al menos por parte del Concello. La particularidad está en que las actuaciones realizadas en el castro de Valencia do Sil corresponden a equipos técnicos de profesionales, entre ellos de la Universidad de Santiago.

«El Concello podría haber convocado una reunión para informar, pero no éramos nosotros los que realizábamos los trabajos», apuntó. No obstante, «no existe ningún inconveniente para convocar en el futuro y así se hará», concluyó el alcalde de Vilamartín.

Texto: Susana Prieto

Valencia do Sil pide ser informada cuando se hagan estudios en el castro