sábado. 20.04.2024
José González, conselleiro de Medio Rural en funciones, en O Barco (año 2019).

La Consellería de Medio Rural emite un comunicado en el que defiende el marcado de las 40 vacas de la granja de Palleirós (Manzaneda), argumentando que «cumple escrupulosamente con la ley». La Xunta de Galicia sugiere así a los ganaderos que se manifestaron en Ourense que no hagan «demagogia» ni «declaraciones irresponsables» sobre el asunto. 

El conselleiro en funciones, José González, respeta el derecho a manifestación pero afirma que «la normativa fija que el sacrificio es obligatorio» para atajar posibles brotes de tuberculosis bovina y después de los tres positivos registrados en marzo en esta explotación. Inciden también desde la Xunta de Galicia en que los veterinarios oficiales facilitaron «en todo momento la información sobre el motivo de esta decisión» a los propietarios de la granja. 

Insiste el ente autonómico en las líneas de indemnización ofrecidas, tanto a nivel estatal como en Galicia: dos líneas complementarias para compensar el lucro cesante y para reponer los animales sacrificados, entre otras ayudas. Además, «la Xunta asume» la limpieza y la desinfección de las instalaciones. 

Palleirós, presente en la manifestación en Ourense

El Sindicato Labrego Galego convocó una manifestación frente a la Delegación Territorial de la Xunta de Galicia en Ourense que congregó a decenas de ganaderos. Entre ellos, Secundino y Luís Domínguez, dueños de la granja de Palleirós (Manzaneda) donde se registraron tres positivos de tuberculosis bovina y se decretó el vaciado sanitario de la explotación, sacrificando a todas sus vacas.

concentracionourense_sindicatolabregogalego
Manifestación frente a la Delegación de la Xunta de Galicia en Ourense.

Entre las premisas de los manifestantes está reclamar «un cambio en la normativa vigente de saneamiento y conseguir por fin que nos reciban en la Consellería de Medio Rural». Secundino Domínguez explicaba que tenían una reunión concertada con el ente público pero que «en un primer momento nadie nos atendió». 

«Estamos aquí para denunciar que a Consellería nin axuda nin asesora, que só se encarga de fiscalizar». Así lo denunciaba Xosé Anxo Pérez, do Sindicato Labrego Galego, «e denunciamos que o actual estatus de prevalencia 0 perxudica aos gandeiros».

Tras las presiones a las puertas de la Delegación consiguieron que la secretaria del delegado territoral, Agustín Reguera, recibiese a Xosé Manuel Parente —en representación del Sindicato—. Según Parente, ella «comprometeuse a xestionar unha reunión co subdirector xeral». Tras este compromiso, argumentan que sienten que son «simples números para a Consellería de Medio Rural, tras semanas tentando conseguir unha reunión». 

La Consellería se ampara en la normativa europea para el vaciado sanitario 

Las vacas de la granja de Palleirós (Manzaneda) van a ser sacrificadas. Los servicios veterinarios oficiales entraron en la nave hoy, 19 de marzo, y marcaron 46 reses. Vecinos, ganaderos y familiares se movilizaron de nuevo para intentar evitar el marcaje, pero no pudieron impedirlo.

«No nos queda otra solución, ya que nos enfrentamos a una sanción de entre 3.000 y 60.000 euros, además de perder la oportunidad de recibir la subvención». Estas eran las palabras de Secundino Domínguez, copropietario de la explotación, que hacía además referencia a las ayudas que podrían destinarse a la granja «como líneas de indemnización que dan derecho al titular de los animales a recibir una prestación económica, establecida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación», según la Consellería. 

Según el titular de la explotación, el lunes día 18 tenían concertada una reunión con la Consellería de Medio Rural. Según Secundino Domínguez «no se dignaron a ponerse en contacto con nosotros». 

somoscomarca_240319_manzaneda_granja (3)
Concentración granja de Palleirós (Manzaneda).

Lorena es ganadera en Grixoa, es hija de ganaderos y fue una de las personas que acudió a Palleirós a apoyar y defender a Secundino y a Luís Domínguez. Ella relataba hoy que «esta situación nos da miedo y tenemos la sensación de que quieren acabar con el rural, donde parece que estamos desprotegidos de todo».

El pasado 12 de marzo se conocía la noticia de los tres positivos en tuberculosis bovina en esta granja, por los que la Xunta de Galicia obligaba a sus propietarios a sacrificar a todos los animales «en un escrupuloso cumplimiento de la ley vigente». Tras días de movilizaciones para tumbar este vaciado sanitario, la situación ha llegado a su fin, a 19 de marzo, con el marcaje definitivo de los animales

La versión de la Consellería de Medio Rural

Por parte de la Xunta de Galicia se defiende en un comunicado que «por parte del personal de la Consellería se le facilitó al titular de la explotación toda clase de información sobre el contenido de la normativa en vigor, los motivos epidemiológicos y el proceso a seguir, cumpliendo escrupulosamente la ley, así como las indemnizaciones a las que se podría acoger». En este plan se incluye, siempre según la Consellería, «la limpieza y desinfección de las instalaciones, asumida por la propia administración». 

Se argumenta que «las actuaciones de los servicios veterinarios oficiales están dirigidas a la protección del sector ganadero, a la sanidad animal y la salud pública», indicando que la medida de control sanitario «está contemplada como obligatoria en el programa nacional de erradicación de la tuberculosis bovina aprobado por la Comisión Europea».

Si desea profundizar en la información, puede acceder al siguiente enlace de vídeo

La Xunta responde a los ganaderos: pide «no hacer demagogia»