lunes. 27.06.2022

La USC repoblará diez hectáreas quemadas en Quiroga y las orientará a la producción de miel

El proyecto se desarrollará en la parroquia de Quintá de Lor y consistirá en la plantación de diez especies forestales para estudiar su comportamiento en la zona
Los trabajos de extracción de la madera quemada están en marcha en varios puntos
Los trabajos de extracción de la madera quemada están en marcha en varios puntos

El incendio declarado en septiembre del pasado año en los municipios de Ribas de Sil y Quiroga, que se saldó con casi 1.600 hectáreas arrasadas, tuvo consecuencias devastadoras para los terrenos dañados. «Estas zonas están gravemente afectadas, sobre todo en cuanto a la pérdida de biodiversidad en suelo», explica Rosa Mosquera, catedrática de la USC y coordinadora del grupo de investigación en Sistemas Silvopastorales, que prepara la repoblación de diez hectáreas quemadas en la parroquia quiroguesa de Quintá de Lor.

La iniciativa, que se extenderá hasta 2026, consiste en la repoblación de esta superficie con diez especies forestales distintas, como el castaño, la encina o el alcornoque, por citar algunas. «Combinaremos cultivos caducifolios con otros perennifolios, como puede ser el olivar, para disminuir el impacto visual por la caída de la hoja en invierno». También trabajarán con diez tipos de plantas melíferas, medicinales y aromáticas.

La recuperación de las zonas afectadas sigue su lento curso y el verde va abriéndose paso
La recuperación de las zonas afectadas sigue su lento curso y el verde va abriéndose paso

El objetivo es descubrir qué especies se comportan mejor en la parcela en la que actuarán, que cuenta con dos zonas: una de solana y otra de umbría, ambas representativas de la zona. Además de dinamizar la biodiversidad del monte quemado, pretenden que esta experiencia sirva como modelo que poder exportar a otras áreas próximas y de características semejantes, en las que llevar a cabo siembras de las especies que mejor crezcan.

Por otro lado, el proyecto buscará el aprovechamiento económico de los terrenos afectos a través de la producción de miel con la instalación de colmenares. «Vamos a colocar apiarios y plantar especies melíferas para las abejas y hacer un estudio de la evolución de estas plantas», indica Rosa Mosquera.

La iniciativa se enmarca en el programa europeo Life VAIA, orientado a la restauración de áreas afectadas en los últimos años por eventos extremos, como fue el caso del incendio de Quiroga y Ribas de Sil. Esperan «obtener muchos resultados en cuanto a ciclo de nutrientes o biodiversidad» y anuncian que organizarán cursos de capacitación para la población local.

El fuego causó una importante pérdida de biodiversidad en suelo
El fuego causó una importante pérdida de biodiversidad en suelo

La USC dispondrá de una partida de 500.000 euros para este complejo proyecto, que se completa con «un importante estudio socioeconómico y ambiental, que evaluará aspectos como la biodiversidad en anfibios, por citar algunos», señala Mosquera, que avanza que realizarán «estudios de microbiología de suelo para los que el análisis de una sola muestra ya puede costar hasta 500 euros».

Una recuperación lenta

Mientras tanto, la recuperación de las zonas afectadas por el que fue el incendio más grande del pasado verano en Galicia sigue su lento curso. El verde sigue abriéndose paso y en varios puntos ya han comenzado los trabajos de extracción de la madera quemada. Mientras tanto, sigue existiendo riesgo de erosión del suelo, por lo que, según la catedrática de la USC, es importante empezar a mover la recuperación.

«En algunos lugares ya están apareciendo especies significativas de la zona de Quiroga, que es de transición mediterránea y atlántica, como el madroño, que está rebrotando, pero no masivamente», explica Mosquera.

El incendio tuvo consecuencias devastadoras para los terrenos dañados
El incendio tuvo consecuencias devastadoras para los terrenos dañados

El incendio del pasado septiembre estuvo activo durante ocho días y calcinó 1.592 hectáreas de tres ayuntamientos, pues, además de los mencionados, el fuego se extendió a A Pobra do Brollón. En las tareas de extinción llegaron a participar 147 brigadas y agentes de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se desplazaron desde León por la proximidad de las llamas al núcleo de Rairos, lo que había obligado a activar la Situación 2 como medida preventiva.

Los trabajos de extracción de la madera quemada están en marcha en varios puntos (1)
Los trabajos de extracción de la madera quemada están en marcha en varios puntos 

Si quieres escuchar la conversación que Carlos Julio González mantuvo con  Rosa Mosquera, catedrática de la USC y coordinadora del grupo de investigación en Sistemas Silvopastorales, que prepara la repoblación de diez hectáreas quemadas en la parroquia quiroguesa de Quintá de Lor, haz clic en el siguiente enlace:

La USC repoblará diez hectáreas quemadas en Quiroga y las orientará a la producción de...