martes 19/10/21

Audio. Rubén Lorenzo: "Roman Army supo escucharme y los campamentos salieron a la luz"

El grupo de investigación Roman Army ponía al descubierto la localización de dos campamentos romanos en las montañas de Manzaneda y Petín. Jose Manuel Costa, uno de los miembros de este grupo, explicaba a Somos Comarca que una persona, vecino de Petín, les había puesto sobre la pista de uno de estos campamentos a través de la plataforma Facebook. Así lo explicaba Rubén Federico Lorenzo:

Somos Comarca: ¿Por qué pensaste que lo que veías podían ser campamentos romanos?

Rubén Lorenzo: Yo llevo estudiando este tema desde hace muchos años, y al final hubo suerte. Existía un vacío en la invasión romana del noroeste, la teoría oficial nunca casó conmigo. A mí la historia romana siempre me interesó, quizás más la fase prerromana que la romana, pero es cierto que para determinar que hubieran dejado a su paso por los pueblos de aquí, es más fácil y está más documentada la penetración del ejército romano en la península.

Yo soy un mero aficionado y evidentemente no se me escuchaba desde las administraciones; también es cierto que tampoco están apostando mucho por el patrimonio en Galicia, y menos en Valdeorras. Precisamente por esa condena administrativa histórica al ostracismo, empecé a estudiar el tema, a comprar libros y a estudiar al ejército romano de manera autodidacta, y a las tribus prerromanas. Quería encontrar ese vacío, y cuando lo hice nadie me hizo caso.

Ya casi cuando había tirado la toalla descubrí a estos chicos de Roman Army a través de Facebook, vi que estaban apoyados por la Universidad de Santiago y me pareció que se dedicaban a hacer un trabajo interesante que además era lo que yo buscaba desde hace mucho tiempo. La diferencia es que estos chicos supieron escucharme a la primera. Yo simplemente les envié un mensaje preguntándoles si les interesaba información del oriente ourensano y me escucharon. Buscaron en un espectro más amplio del que se proponían hasta ahora y les está dando un resultado excelente. Pienso que estos chicos están haciendo más por la búsqueda de restos romanos que la Administración en los últimos 30 años si no 50.

SC: El campamento que viste fue el de Manzaneda…

RL: Yo realicé un estudio propio de las posibles líneas de penetración del ejército desde la meseta y Portugal, Lusitania. Hice un seguimiento de esas posibles líneas, mirando muchos aspectos y variables, desde el folclore hasta la toponimia, incluso los antiguos pasos de transhumancia…

SC: Esas huellas de la historia se van viendo siempre…

RL: Efectivamente. Y se superponen. Y aquí además tenemos una particularidad que no tienen otros sitios que es que las zonas de paso en sierras y el vadeo de los grandes ríos en los valles es limitado, y más para un contingente armado, por lo tanto se reducen las posibilidades y es más fácil buscar. No obstante, fueron muchas horas de fotografía aérea y de comparativa de mapas, muchas horas en el ordenador…

SC: Mucho trabajo…

RL: Es una pasión que tengo. Después había que ver si lo que veías se correspondía con la realidad in situ, que eso también lleva mucho tiempo. De todas formas, al no ser yo un profesional, al no tener las tablas que hay que tener, estaba limitado hasta cierto punto. Es difícil sin una colaboración de alguien que te oriente.

Opino que los que no somos profesionales no deberíamos creer que sabemos, porque se puede meter la pata mucho. Por eso yo lo compartía sólo conmigo y con los alcaldes de aquí por si se podía hacer algo, hasta que aparecieron estos chicos y fue un punto de inflexión.

SC: ¿Estuviste con ellos cuando vinieron a hacer los trabajos?

RL: No, hemos contactado sólo por Facebook. Ese día no pude acercarme por razones personales, así que personalmente no hemos tratado y me gustaría hacerlo, tengo que conocerlos.

SC: Jose Manuel Costa afima que seguramente tengan que seguir estudiando la zona…

RL: Sí, queda mucho más por enviarles y seguimos en contacto vía Facebook. Tampoco quiero enviarles muchas cosas porque no quiero hacerles perder el tiempo. Primero hago una filtración de la información y luego ellos la valoran, si les puedo ahorrar horas de trabajo, perfecto. Reitero el agradecimiento hacia ellos por haber buscado en un campo más amplio del que se proponían, que eso es algo muy importante. Las administraciones se negaban en redondo a cualquier visión del asunto aunque fuera superficial.

SC: Entonces tienes algo más escondido en el cajón…

RL: Hay mucho más, el tiempo determinará hasta qué punto es importante o no y el hecho de que todavía no he hablado con ellos largo y tendido de manera personal para exponer todo lo que tengo. Es el tiempo libre de los últimos 10 años de mi vida, es bastante.

SC: Es verdad que esta zona históricamente fue una zona prerromana muy importante, pero no hay un lugar al que puedas ir a visitar un yacimiento…

RL: Es hiriente. Siendo ésta una de las principales zonas mineras, si las vías militares y las minas de oro correspondían directamente al estado romano, tendría que haber unas unidades militares de control que estarían ahí por tiempo. Incluso eso está sin estudiar. Si estamos en el meollo, si en esta zona se encuentran sitios arqueológicos prerromanos, si es además un paso natural de la meseta a Galicia, era fácil suponer que debería haber huellas romanas, cuadros militares que se establecieran aquí posteriormente. Además, faltaban una serie de cuerpos militares que estaban entre el Duero y el Cantábrico, y siempre pensé que era cuestión de buscar.

Audio. Rubén Lorenzo: "Roman Army supo escucharme y los campamentos salieron a la luz"