lunes. 27.05.2024
somoscomarca_obarco_piraguas_aguasbravas_sprint_2023_2023659

Valdeorras calienta motores para acoger la tercera prueba de la Copa de España en modalidades clásica y sprint de piragüismo. Tras A Pontenova (Lugo) —cancelada por exceso de caudal del Eo— y Camarasa (Cataluña), O Barco toma el relevo en el calendario para albergar los días 11 y 12 una competición de Aguas Bravas en la que se espera la participación de unos 150 palistas, la mayoría procedentes de regiones del noroeste peninsular, como País Vasco, Cataluña, Asturias o Castilla y León, además de Galicia.

Entre ellos, no faltará la representación del club local, el Fluvial Barco, que aportará entre 13 y 15 deportistas a este evento, en el que se espera un gran nivel de exigencia por varios motivos. El principal es que el Mundial de Aguas Bravas está a la vuelta de la esquina y este año se celebra en Sabero (León). La proximidad geográfica anima a muchos palistas a querer estar en esa competición, por lo que tratarán de lograr la clasificación en la prueba que tendrá lugar en O Barco el próximo fin de semana, al ser puntuable.

somoscomarca_europa_fluvial_aguasbravas_danielnuñezmoldes_20231747 (2)
Daniel Núñez Moldes en el campeonato de Aguas Bravas del pasado año, disputado en O barco

Se disputarán pruebas de dos modalidades diferentes. Una corta, el Sprint, con un recorrido de 300 metros, y otra larga, la Clásica, de cuatro kilómetros. La mayoría de participantes de una y otra coinciden.

Como club, el Fluvial Barco intentará «estar entre los tres primeros, sin renunciar a lo que venga». Los últimos resultados les invitan al optimismo. En una reciente competición en Cataluña, finalizaron en la tercera posición a nivel club y tres palistas cosecharon muy buenos resultados individuales.

De cara al Mundial de Sabero, hasta cuatro palistas tienen opciones de logar la clasificación. Son Marcos González, Manuel Freire, Saúl Rodríguez y Jesús Rodríguez.

Saul Rodríguez en Sabero

«Tenemos la suerte de que el Mundial es aquí en España, pero eso también hace que la gente llegue más fuerte aquí, porque es una de las principales pruebas para clasificarse. Hay gente que ogros años no vendría y va a intentar estar en el Mundial», apunta el propio Jesús.

A mayores, se espera también la presencia de algún participante habitual de pruebas de slalom que, al no lograr la clasificación para los Juegos Olímpicos, acudirá en busca de plaza para Sabero. Competitividad y emoción están aseguradas el próximo fin de semana en O Barco.

El Fluvial juega en casa y con la vista puesta en el Mundial