martes. 06.12.2022

La Asociación de Vecinos de Calabaguerios ha mostrado su malestar ante esta decisión mientras que el alcalde asegura que «no tenemos otro sitio donde ponerlo»

En el año 2015 el Concello de O Barco anunciaba que cambiaría de ubicación el Skate park. Hasta este momento, y cinco años después, este instalación deportiva se halla en el Paseo de O Malecón, a la altura de la explanada de la fiesta. El primer emplazamiento pensando por aquel entonces por el equipo de Gobierno fue el fondo de este paseo, llegando a la pasarela del arroyo Mariñán. Y el objetivo era así ampliar en esta zona que quedaba libre el parque infantil.



Sin embargo tal anunció no terminó de convencer a la Asociación de Vecinos de Calabaguerios. «Pensábamos que era pasar el problema de un lugar al otro. Además, los padres de la zona reclamaban un parque infantil para esta zona, donde no hay ninguno. En el Paseo hay 5 ya», explica Lolo Gómez, presidente. Es por ello que decidieron solicitar una reunión con el alcalde, Alfredo García, que se llevó a cabo en varias ocasiones.

En las conversaciones, asegura Gómez, «el alcalde nos reconoció que sí era una mala idea y le comentamos otras opciones que el no vio mal como futuras ubicaciones». Pero la sorpresa para estos vecinos fue que desde ayer, lunes 2 de noviembre, una pala se encuentra moviendo tierra en la zona junto a la pasarela del Mariñán. Una actuación que servirá, finalmente, para ubicar aquí el skat park y que no ha gustado a los vecinos.

«No tenemos otro sitio donde ponerlo»

Por su parte el alcalde ha explicado que el motivo del cambio es realizar un parque grande en al zona de O Malecón. «La única zona que tenemos es esta porque ya la mitad del terreno ya es un parque». Además, considera que esta instalación «no ha dado más problemas. No vemos la razón y no tenemos otro sitio».

Con respecto a la falta de un lugar de juegos en esta zona, el regidor explica que se ubicó la zona biosaludable «y no podemos poner todo en todos lados. Ahí, en esa zona, hay un parque donde las piscinas».

El skatepark se traslada finalmente al fondo del Malecón