martes 19/10/21

El plan hidrológico, deseo del Clúster de la Pizarra para 2021

2020 finaliza para el Clúster con cifras similares a las del año anterior. «En marzo hubiéramos firmado por la situación que tenemos hoy»

El sentimiento de todos los sectores es común: 2020 ha sido un año de muchas dificultades para los negocios y la pizarra no ha quedado atrás. El Clúster vio el pasado marzo como la crisis sanitaria de la Covid-19 llegaba y obligaba a cerrar las puertas de todas las empresas. Una situación que se extendió durante mes y medio. Sin embargo, los datos con los que cuenta la entidad en estos últimos días de diciembre son, cuanto menos, alentadores. «Tenemos un 7% menos de venta en toneladas y un 3% menos en euros. Posiblemente tendremos términos similares al 2019», asegura el gerente, Severino González.



Unas cifras que reflejan la gran apuesta por la pizarra de la comarca. «Sigue siendo un material muy apreciado y con mucho éxito. En marzo hubiéramos firmado por la situación que tenemos hoy». Buenos datos económicos que se suman al buen funcionamiento de los protocolos anticovid aplicados en cada pizarrera. «Ha dado sus frutos y la incidencia es relativamente pequeña». Además, la tasa de empleo es prácticamente igual que antes de la pandemia. En las empresas trabajan de forma directa 2400 personas. «Al reanudar la actividad se hizo con todas las plantillas al completo».


Toda esta situación obligó a paralizar las diferentes campañas y actividades llevadas a cabo por el Clúster de la Pizarra. «Creíamos que no era el momento. Estamos esperando a que cambien los tiempos para volver a realizarlas ya que tuvieron un resultado muy positivo».

Propósitos para 2021

De cara el próximo año el Clúster tiene claro su deseo y principal propósito: el plan hidrológico. El objetivo es que las empresas puedan hacer restauraciones parar derivar los arroyos y que así, el agua baje limpia. «La actitud de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil es incomprensibles. Si no somos capaces de revertirla, pueda que una parte o la mayoría de las empresas tengan que cerrar».

El inconveniente es que sin el visto bueno de esta entidad las pizarreras no tienen donde depositar los escombros. «Pedimos que acepte planes que sean técnica y económicamente viables. No sé por qué se está oponiendo. Si no hay evolución y el sector y la comarca lo pasará muy mal».

Además, también de cara al próximo año el Clúster realizará un estudio sobre turismo industrial y renovará la declaración ambiental del producto.

Si desea escuchar la entrevista completa, pinche en el siguiente enlace:

El plan hidrológico, deseo del Clúster de la Pizarra para 2021