lunes 6/12/21

La alcaldesa Patricia Lamela asegura que comenzarán pidiendo que la Vía Nova sea Camino Cultural aunque el objetivo final es que se reconozca como Camiño de Inverno

«Empezamos por que sea considerado como Camino Cultural pero nuestra pretensión es llegar a ser Camino de Santiago, dentro del Camiño de Inverno», estas son las declaraciones realizadas por la alcaldesa de Larouco, Patricia Lamela respecto a su unión a la campaña del concello de Castro Caldelas para que se reconozca la calzada romana, Vía Nova, como tramo del Camiño de Inverno.

La diferencia en la ruta radicaría, principalmente, en el enlace del Camino de Invierno entre A Rúa y Monforte que evitaría el paso por Quiroga. Así, desde A Rúa, la ruta cruzaría por Petín y Larouco y tras pasar los codos del Bibei, seguiría por Terras de Trives y Castro Caldelas. Desde ese punto cruzaría el río Sil y tierras de Sober para llegar a Monforte donde enlazaría con el actual trazado del Camino de Invierno.

Cabe recordar que ya el pasado año, Castro Caldelas presentó un informe documental a la Dirección Xeral de Patrimonio para avalar el paso de peregrinos por esta vía en tiempos remotos.

Bien es cierto que el Itinerario Antonino XVIII o Vía Nova, que unía Braga con Astorga, es una calzada romana construida entre los años 79 y 80 y por lo tanto anterior al Camiño de Inverno. La misma atravesaba, desde Portugal, la comarca de Valdeorras para llegar al Bierzo y de allí a Astorga. Algunos historiadores ya se han manifestado sobre estos términos. Tal es el caso de Antonio Castro Voces quien señaló que es normal que existan varias rutas para un mismo camino, tal y como ocurre con el Camino Francés. .

«Queremos que se considere Camino Cultural pero nuestra pretensión es llegar a Camino de Santiago, a Camino de Invierno porque nos pertenece históricamente. Está más que documentado» ha destacado la primera edil de Larouco. 

En definitiva, esta estrategia promocional pretende convertir al Camino de Invierno en un revulsivo económico para el municipio valdeorrés, y a su vez regular la afluencia turística con un modelo desestacionalizado. Pero lo cierto, es que el Camiño de Inverno tano solo ronda el millar de peregrinos anuales; por lo que la diversificación del camino podría poner en peligro la viabilidad den ambos trazados.

Larouco reivindica la Vía Nova como Camiño de Inverno