domingo 24/10/21

Asfaval continúa dando servicio a 13 residentes durante la pandemia

En las pruebas de coronavirus, salvo una trabajadora, todos han dado negativo

La Asociación de Familiares de Persoas con Discapacidade Intelectual de Valdeorras — Asfaval — continúa al pie del cañón. Los usuarios y trabajadores se sometieron a las pruebas del coronavirus y, salvo un caso asintomático de una trabajadora, todos han dado negativo.

Desde que comenzó la crisis sanitaria, en Asfaval solo dan servicio a los usuarios de residencia. Tanto el centro de día como el ocupacional se cerraron para evitar las entradas y salidas del centro. «Es una situación complicada para todos, pero para nuestros pacientes con sus patologías, más. No es fácil hacerles entender que no pueden salir cuando quieren y que tienen que llevar protección», explica Beatriz Vázquez, trabajadora social.



Eso sí, ahora la mayoría ya están concienciados del uso de mascarillas cuando salen y del lavado de manos. Y es que, ellos sí deben salir a la calle. «Pasean de vez en cuando con la compañía de algún cuidador y siempre estamos en contacto con la Policía Local para que autorice esas salidas».

Medidas aplicadas

El centro de día y ocupacional están cerrados, pero sus cuidados siguen en contacto con las familias y pacientes para ver cómo se encuentran. «Nos dicen que están aburridos, que nos echan de menos. Sus familiares son quienes se encargan de explicarles qué ocurre y por qué no puede venir». Tampoco tienen visitas los residentes, para evitar posibles contagios, ni salen a sus casas los fines de semana. «Hay dos residentes que se quedaron en su hogar, el resto están aquí».

Con respecto a las medidas adoptadas, la principal es la distancia, algo que tampoco fue fácil que entendieran. «Ellos no se explican por qué ahora nos apartamos tanto de ellos, pero, pasado este tiempo ellos también ponen separación».

Lo que no han cambiado, en la medida de las posibilidades, son sus rutinas. Continúan haciendo ejercicio, hacen las actividades en el interior y no han dejado de llevar a cabo la estimulación y las actividades cognitivas. «No queremos que noten el cambio». Eso sí, con todas las ganas puestas en que todo vuelva a la normalidad.

Asfaval continúa dando servicio a 13 residentes durante la pandemia