lunes. 05.12.2022

Valdeorras recoge un 80% menos de castaña que el pasado año

La sequía, la debilidad de los árboles y el incendio han afectado al fruto que es pequeño y de baja calidad

"Este año se puede decir que no hay castaña". Así de rotundos se muestran los productores de castaña en la semana en la que se cierra la campaña de recogida, una de los peores de los últimos años. Y es que este fruto se ha enfrentado, en este año, a demasiadas vicisitudes como para que la recogida fuera medianamente buena.

Según afirma Francisco Barredo, de Castañas Barredo, la sequía ha sido una de las principales razones para que los soutos no tuvieran capacidad para producir un buen fruto. "Eso sí, con las campañas de la Xunta, apenas ha habido avispilla pero el Torymus debilita al árbol provocando que tenga más hongos y sufra más", ha explicado el productor refiriéndose a la lucha biológica realizada desde el gobierno autonómico.

Estos dos inconvenientes se han sumado a las temperaturas extremas y al incendio de Carballeda que afectó a los sotos de dicho municipio así como a los de Rubiá y O Barco. "Todo ello ha provocado que en Valdeorras la producción haya caído un 80%. En otras zonas un 60%", han determinado desde el sector.

En esta línea, la poca castaña existente es de mala calidad, "de la que se comercializa, un 30% está mala", destaca Barredo quien afirma que por esa razón no se han subido los precios, por la falta de calidad.

somoscomarca_magosto_cca_castañas_gente_casos_Generica_casos_obarco_2021-10-21 (7)

Las consecuencias también vienen en la bajada de contratación temporal ya que en anteriores campañas, cada empresa de recogida podía contratar a unas cuarenta personas que este año se han reducido a cuatro.

Un problema en la campaña de la castaña que se suma al incremento de precios de la materia prima como el combustible. "Tenemos un 20% más de costes", afirman desde el sector que este año no está viviendo un buen otoño.

somoscomarcadomiz_castañosquemados_sotosquemados_2022 (2)
Castaños quemados en la zona de Domiz (Carballeda de Valdeorras)

Por su parte,  Jesús Quintá, presidente de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Castaña de Galicia detalló en antena que alrededor de un 50% de la castaña se vende en fresco por ejemplo, en los asadores, que cada vez hay más en todo el mundo, o en las casas aunque «algo menos» ya que no todos los consumidores tienen lo necesario para hacer las famosas castañas asadas.

El otro 50% se pela y se transforma en otros productos que se consumen sobre todo fuera de España, en países como Inglaterra, Francia, Alemania, Japón y Estados Unidos. «En España tenemos pendiente consumir producto transformado durante el año», concluyó.

En la zona de Manzaneda, las primeras estimaciones en el mes de septiembre, indicaban que esta cosecha sería mejor que la de 2021, algo que no es complicado ya que el pasado año, se recogió tan solo un 15% de la producción. «Fue desastroso», confiesa Óscar Freire de la Asociación Amarelante

Valdeorras recoge un 80% menos de castaña que el pasado año