jueves. 29.02.2024
somoscomarca_vilamartin_valenciadosil_sputniklabrego_2023
somoscomarca_vilamartin_valenciadosil_sputniklabrego_2023

La labor que Sputnik Labrego realiza en los concellos de Valdeorras para tratar de recuperar sus yacimientos así como su historia está siendo estudiada en los congresos del ramo por todo el mundo. Tal y como anuncia el propio equipo, los obradoiros arqueopeques, llevados a cabo en Vilamartin de Valdeorras y en Casaio esta presentes en el Congreso Internacional Interfaces 11 realizado en Buenos Aires. “É importante facer ver na comunidad científica que as labores de divulgación en arqueoloxía cos máis pequenos e cas comunidades locais son fundamentais para o desenvolvemento de calquera proxecto de investigación”, aseguran desde el grupo.

Una modalidad que también han llevado al Congreso Internacional de Arqueología e Historia de las Comunidades Rurales, organizado por Zamora Protohistórica y donde han presentado los trabajos de O Castelo de Valencia do Sil del concello de Vilamartín de Valdeorras.

Mientras desde el equipo de trabajadores y arqueólogos continúan realizando las labores de estudio tras las excavaciones realizadas en los diferentes yacimientos que se encuentran en la comarca de Valdeorras.

Así, hace unos días señalaban que en Castelo do Sil han excavado lo que podría ser una fragua. “De confirmar esta hipótese, sería a primeira fragua de época tardoimperial escavada nesta parte do noroeste peninsular”, anuncian.

Además también informan de que han llevado a cabo trabajos en el campamento de Burgozos, uno de los sitios principales de la Ciudad de la Selva, en Casaio. Este campamento se encuentra dentro del valle de Morteiras, donde han documentado un total de cinco campamentos guerrilleros distintos. “En la zona de Burgozos pudimos encontrar hasta tres estructuras y excavamos dos de ellas, que dieron una importante cantidad de información y materiales”, puntualizan mientras mantienen que los chozos se construyen mediante perpiaños de mediano y gran tamaño en seco, adaptándose al desnivel del terreno. Todos ellos tienen las puertas hacia el arroyo de Morteiras, procurando con eso una buena vía de escape.

Los yacimientos de Valdeorras se estudian de manera internacional