viernes. 02.12.2022

Isabel Gavela recomienda "El pazo de Lourizan"

El Pazo de Lourizán narra la vida de la familia Carballo, señores acaudalados que residen en dicho palacete pontevedrés y pierden toda su fortuna. 
Isabel Gavela recomienda "El pazo de Lourizan"

"El pazo de Lourizán" es la primera novela de Lola Fernández Pazos, y está inspirada, como ella nos cuenta al final del libro, en la historia de su propia familia.

En ningún momento se aclara si todo lo que relata en la novela, es verídico al cien por cien, o si la autora se ha tomado alguna que otra licencia literaria o histórica que haya facilitado el interés en la narración.

El Pazo de Lourizán narra la vida de la familia Carballo, señores acaudalados que residen en dicho palacete pontevedrés y pierden toda su fortuna.  La autora nos dice "Yo se que allí no vivió nadie más en realidad que la familia Montero Ríos, pero hago como que se lo alquilan a otra familia y ellos se van a Madrid.

 Lúa una niña pequeña de seis años, observa cómo cada Navidad llegan a su casa unos extraños sobres ribeteados en rojo y azul. Ella le pregunta inocentemente por su procedencia, pero su madre se resiste a responder. Lúa tiene una infancia llena de secretos que, a pesar de su juventud  le obsesionan, y que no duda en descubrir en cuanto le surge la oportunidad Poco a poco se va dando cuenta de que su anodina vida, en la época de la transición española, oculta secretos que nadie ha desvelado nunca. Su padre aparece en una foto trajeado junto a una novia que no es su madre. A su abuela la llaman Madrinita. Sus apellidos no coinciden con los de sus primos…

Cuando Lúa averigua, ya de adulta, que aquellos sobres vienen de Londres, acabará reconstruyendo la misteriosa historia familiar, que se remonta a una historia de amor de principios del siglo XX en el Pazo de Lourizán entre Aldo,  el primogénito de los Carballo,  y Xoana, una vendedora de pescado en la lonja de Marín.…

Pese al oscurantismo y a las explicaciones, casi mágicas, que recibe en su niñez, Lúa se resiste a dar por buenos esos razonamientos, silencios y prohibiciones que parecen encubrir secretos inconfesables de su entorno más íntimo. Constatará que los mutismos y miradas de soslayo que observó durante los primeros años de su existencia no son inventados ni se deben a su desbordante imaginación, sino que responden a misterios de otra época, historias difíciles de narrar y metamorfosis de identidades necesarias y justificables para dulcificar la verdad. El Pazo de Lourizán, una novela inspirada en hechos reales acontecidos en la primera parte del siglo XX, desentraña la dificultad de contar lo inexplicable y la necesidad de recurrir al olvido y al perdón para poder avanzar.

Lola Fernández Pazos ha unido toda la historia en base a ese secreto familiar, que el lector irá descubriendo poco a poco. La autora lo va desgranando según avanza la historia, llegando a un punto en que es fácil hilar lo ocurrido, pero evidentemente esta no es una historia de Intriga, es simplemente una historia contada por una mujer fuerte y en relación con otras mujeres fuertes.

Y nos la cuenta en dos tiempos, el pasado,  la dura vida de Xoana en Marín, una joven con una difícil situación familiar con un padre enfermo. Xoana tiene que trabajar desde que es una chiquilla para llevar un jornal a casa que le permita mal vivir.

Y su historia de amor, se podría decir una de tantas, entre distintas clases sociales. El señorito y la chica pobre. Todos sabemos  la importancia que a primeros del siglo XX se daba al linaje, a la procedencia y al dinero. La influencia familiar también tenía un gran peso, hasta el punto de que tus padres decidían tu matrimonio, lo que, por supuesto va a interponerse en la historia de Xoana y Aldo.

Llamado la atención toda la parte descriptiva de el Pazo de Lourizán y sus fantásticos  jardines. El pazo que terminó convertido en la Escuela técnica superior de montes, con un impresionante impresionante invernaderos y un terreno en el que en la actualidad se cultivan todo tipo tanto de especies autóctonas como foráneas, tiene por objetivos principales la protección, conservación y mejora del patrimonio forestal de Galicia

Lo cierto es que poco más se puede decir al respecto, ya que lo bonito de "El pazo de Lourizán" es ir descubriendo poco a poco cómo ocurrió todo. Así que tan solo déjate llevar por sus páginas.

Lola Fernández Pazos ha dividido en tres partes la trama de la novela. En las dos primeras, la voz narradora es en tercera persona, en la última, la tercera parte, se cambia a primera persona.  Es una forma curiosa de contar y de que conozcamos lo que ocurre manteniendo la distancia con sus personajes. Incluso en lo referente a la protagonista, se mantiene esa distancia, como si alguien se lo contase también a ella. La autora, lo comenta en una entrevista,  lo ha enfocado de esa manera en lo concerniente a su infancia y al pasado, como mostrando sus recuerdos y los recuerdos de otras personas que han ido narrando. Por el contrario, con la última parte, se ha intentado recuperar esa cercanía de protagonista/lector y es Lua la que investiga todo lo relativo al pasado de su familia.

Isabel Gavela recomienda "El pazo de Lourizan"