miércoles. 05.10.2022

Aquellos que no cumplían con la normativa que marca el Estado de Alarma eran obligados a dar la vuelta

Dos patrullas de la Guardia Civil de Tráfico han llevado a cabo un control del transporte de los trabajadores del sector de la pizarra la mañana de este lunes, 23 de marzo. Ubicados a la altura de las Naves de Candís, en la N-536, los agentes pararon a todos los operarios que viajaban en autobuses, furgonetas, todoterrenos y vehículos particulares.



Aquellos que no cumplían la normativa establecida por el Estado de Alarma, han sido obligados a dar la vuelta. Según las medidas que establece el Real Decreto, en un vehículo solo puede viajar una personas —dos en el caso de que le acompañe un menor, mayor o discapacitado—. En el caso de los autocares y furgonetas, solo se puede ocupar 1/3 del aforo.

Muchos de los operarios han tenido que regresar a su punto de partida para, en esta ocasión sí, acudir al puesto de trabajo cumpliendo con las normas actuales de circulación.



La Guardia Civil solo llevó a cabo en esta mañana el control en un sentido. En el caso de la carretera de Puente de Domingo Flórez, por donde llegan casi todos los trabajadores de El Bierzo, no se ha llevado a cabo.

La Guardia Civil controla las carreteras de acceso a las canteras