sábado 25/9/21

Los hosteleros destacan la buena conducta de los clientes

Los hosteleros barquenses elogian la actitud de los clientes a la hora de respetar las medidas de seguridad, aún así miran con preocupación el futuro

El sector hostelero de O Barco han vivido su primer fin de semana dentro de la Fase 1 de la desescalada, y no solo eso, si no que el buen tiempo acompañó para poder desplazarse a las terrazas de la localidad, aunque desde muchos locales son pesimistas de cara a un futuro incierto, no en lo relativo a la vuelta a la normalidad, que también, si no a como poder amortiguar el golpe que han sufrido ante una pandemia que los ha mermado económicamente.

Los bares situados en la zona de O Malecón destacaron la cantidad de trabajo que han tenido durante sábado y domingo, donde sus locales se llenaron de clientes que respetaron en todo momento las distancias y las medidas de higiene. «La vuelta fue bien, los clientes se han portado de forma fabulosa, saben esperar y respetaron las normas. El futuro lo vemos bien, poco a poco y con calma» destacó la gerente de Vinum Cova Dos Santos.

Este establecimiento abre de 9 a 22 horas para respetar las franjas horarias establecidas, y si se juntan más de 4 clientes añaden una mesa a ese grupo manteniendo así las distancias de seguridad.

Desde Dulce y Salado por su parte dudaron en colocar mesas fuera hasta este lunes, destacando que en las pocas mesas de las que disponen hubo momentos en los que estuvieron llenas. Además afirmaron que la mayor parte de venta sigue residiendo a día de hoy en los productos de panadería y bollería. En este local ponen la mirada en la Fase 2, por ello ya se han puesto manos a la obra eliminado las mesas sobrantes deseando que el próximo lunes 25 pueda regresar la actividad al 40% en el interior del establecimiento.

Uno de los bares que dispone del servicio de venta de Loterías y Apuestas del Estado -regresan este lunes los sorteo-, su gerente calificó de la mañana como buena, aunque el disponer de poco espacio de terraza merma las posibilidades confiando en la Fase 2 para usar el interior del local que con el 40% quedará en cerca de 30 usuarios.

Las Recetas de la Abuela por su parte, uno de los locales restauradores que se dedica a la recogida de comida y el servicio a domicilio, reabrió sus puertas con trabajo, destacando desde la gerencia el buen hacer de la gente, que respetaba las medidas de seguridad y entraba de 1 en 1 a recoger los pedidos.

En el Bar San Roque, situado en el barrio homónimo, Jennifer García destacó que la vuelta fue floja. «Nosotros tenemos clientela de barra y terraza solo tenemos 3 mesas. Ahora con 5 personas tengo ocupada toda la terraza. Estamos contentos de volver a la normalidad pero hay pesimismo porque la gente tiene miedo, pienso que poco a poco volveremos a la normalidad».

Los hosteleros destacan la buena conducta de los clientes