miércoles 8/12/21

El Pazo do Castro ya ha tenido que mover muchas de sus bodas previstas de cara a los próximos meses

Las bodas son sin duda el evento por excelencia. Se trata de un momento de plena felicidad para los novios que durante meses, o incluso durante un año, preparan todos los detalles para que salga a la perfección. Pero el coronavirus ha llegado para "estropearlo" todo. Son muchas las parejas que se han visto obligadas a cambiar la fecha de su enlace. Lo mismo ha ocurrido con comuniones y bautizos.



El restaurante Pazo do Castro es uno de los damnificados por esta nueva situación. Muchos de los clientes se han llamado ya para cambiar la fecha de su boda por la cercanía, y otros, por precaución, también han decidido moverla. «Los banquetes de marzo abril y mayo ya están perdidos. Hemos movido, pero con la incertidumbre, porque tampoco sabes si se podrán hacer en agosto, septiembre y octubre», explica Montse Rodríguez, directora del negocio.



Muchos novios, como nos asegura, todavía se resisten a que «les destrocen un día tan bonito» Y de cara a 2021, al reorganización se adapta a las bodas ya reservadas en esas fechas. «Nosotros no somos un restaurante que haga o bodas al año, así que iremos reubicando entre mayo y octubre en diferentes fines de semana».

Comuniones

Con respecto a las comuniones, también han sido trasladadas ya que el Obispado de Astorga las canceló. Según explica esta entidad, todavía se desconoce la fecha exacta, pero se prevé que sean entre la segunda mitad del mes de septiembre hasta el tiempo de Adviento. «Hay mucha incertidumbre. Es que tampoco sabemos cómo podremos abrir, si habrá limitación de aforo, qué medidas debemos tomar...», se lamenta Rodríguez.

Si desea escuchar la entrevista completa, pinche en el siguiente enlace:

El coronavirus también obliga a muchos novios a posponer su boda