martes. 28.06.2022

O Barco ofrecerá una doble solución a las personas que buscan alquiler uno de sus pisos y a las personas, con escasos recursos,  que necesitan una vivienda. Así lo anunció ayer el alcalde de O Barco, Alfredo García tras firmar, como presidente de la Fegamp, Federación Galega de Municipos y Provincias un convenio con la Conselleria de Vivienda.

Es un convenio de adscripción voluntaria por el que los ayuntamientos informarán a la Xunta de las viviendas vacías en su demarcación y ésta podrá destinarlas a alquileres sociales para familias en situación "vulnerable". Sin coste para los municipios,  la administración autonómica asume la garantía del pago mensual a los propietarios de los inmuebles y también el coste de los seguros, a fin de que las viviendas se mantengan en buenas condiciones. El convenio tendrá una duración de dos años.

Así, el concello de O Barco se pondrá en contacto con inmobiliarias para que éstas ofrezcan los pisos a alquilar y cuyos dueños quieran acogerse a esta medidad. Los propietarios, por su parte, tendrán garantizado el pago del alquiler a un precio "casi de mercado", de hasta 300 euros en villas medianas y de 400 euros en las ciudades.

Según explicó García, el hecho de que una familia se acoja a este tipo de programa no invalida para que puedan tener otras sbuvenciones tanto de la Xunta como de los concellos como pueden ser el bono de alquiler o el risga, entre otros.

O Barco destina viviendas vacías a alquiler social