viernes 3/12/21

La producción de castaña se ha visto mermada este año en un 40% con respecto a una campaña normal. Así nos lo ha contado Juan Fernández, presidente de Productores y Exportadores de Productos Agrosilvestres de Galicia, y responsable de la empresa Castañas Rafael, sita en el concello de Rubiá. La razón, nos la describía él mismo, «la mala polinización de los árboles, debido al clima adverso registrado hasta julio», una lluvia que retrasaba la recogida del fruto, a lo que se une la incidencia de la avispilla, que en algunas zonas como Lugo ha llegado a mermar la cosecha hasta que prácticamente se ha perdido todo.

«Estamos en un 60% de lo que podríamos haber recogido en una campaña normal; hay zonas más afectadas por la avispilla en las que se ha recogido sólo un 10%, zonas que otras campañas recogen mucha cantidad de castaña y este año no tienen nada», explica Juan Fernández. Habla en general de una «irregularidad grande» como característica principal de esta campaña 2018, precisamente porque hay zonas en las que la cosecha ha ido muy bien, y otras en las que no se ha podido recoger nada.

A todo ello hay que añadir, que el inicio de la campaña también se veía retrasado debido a las lluvias. A escasos días de terminar la recogida del fruto - se estima que el próximo lunes día 19 podría ser la fecha final - en Galicia se recogerán un total de entre 10 y 12 millones de kilos de castañas, frente a los cerca de 20 millones que se llegan a recoger en una campaña normal.

A pesar de los datos, el presidente de los Productores y Exportadores se muestra optimista y califica de buena esta campaña, «con buena calidad del fruto, con precios buenos para el agricultor» y a la que quizá el único «pero» es la cantidad recogida. «Podemos decir que la calidad del fruto al principio estaba mal, nos encontramos con un 20 - 25% del fruto con problemas, pero al pasar 10 días, la segunda capa es buenísima, es de calidad», explica. Y concluye que «para los que estamos en el medio, siempre nos gusta tener algo más de cantidad, pero la campaña ha sido buena en términos generales».

La avispilla y el mal tiempo merman en un 40% la cosecha de castaña