martes. 21.05.2024
P_somoscomarca_240422_jesusgarciamata
P_somoscomarca_240422_jesusgarciamata

El valdeorrés Jesús García Mata, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario de Ourense, ha sido premiado con el XXXIX Premio Cabaleiro Goás que otorga el Colegio Médico de Ourense. 

El doctor era el coordinador de dicho estudio, «no lo centramos en Ourense, hemos elegido otros 10 hospitales españoles», asegura García. Un total de 3000 pacientes que habían sido diagnosticadas de cáncer de mama en la fase precoz y que presentaba la proteína  HER 2, fueron las elegidas para esta investigación. 

Lo que se hizo fue «revisar si los nuevos medicamentos cumplen con nuestros pacientes en lo que llamamos mundo real, fuera de los ensayos clínicos», explica Jesús García Mata. 

Este trabajo se ha centrado en personas con cáncer de mama en un escenario precoz, «revisamos si un medicamento que se llama Trastuzumab mejoraba la capacidad de curación de nuestros pacientes», asegura. Afortunadamente, los resultados han demostrado que «muchos de ellos se curan antes desde que lo utilizamos». 

Poder afirmar que realmente estos fármacos están ayudando, «nos permite diseñar y poner en la práctica rutinaria medicamentos específicos frente a las características de los diferentes cánceres», expresa. Es importante saber que no todos los tumores son iguales, «aunque se les llame igual, ahora sabemos de una manera más clara discernir las diferentes características biológicas que tienen», aclara el facultativo. 

Pese a que el cáncer de mama sigue siendo el de mayor mortalidad en las mujeres de nuestra sociedad, «en los últimos cinco años ha aumentado, de una manera muy clara, la curación de los pacientes». Esto se debe al conocimiento que tienen los oncólogos «sobre las células y la capacidad de diseñar tratamientos eficaces», aclara.

El camino hacia una posible cura

El oncólogo más que hablar de cura al cáncer prefiere asegurar que «es una enfermedad que convive con nuestro cuerpo». Bajo su visión, «tiene más sentido conseguir que seamos capaces de convivir con el cáncer y que no nos mate, es decir, que se convierta en una enfermedad crónica». 

El doctor valdeorrés, con base en estos resultados, lanza un mensaje optimista con respecto a esta enfermedad. «Estamos avanzando y consiguiendo que cada vez más pacientes se curen o vivan más. El premio ha sido un acicate y una manera de mantener la ilusión para seguir trabajando por nuestros pacientes», concluye. 

«Tiene más sentido conseguir que seamos capaces de convivir con el cáncer»