viernes. 02.12.2022

Brigadas Forestales de la Xunta denuncian la precariedad en las condiciones de trabajo

Puestos de trabajo sin cubrir o contratos de seis meses son solo algunas de las realidades que viven las brigadas forestales contratadas por la Xunta de Galicia cada año

Incendio en O Córrego, O Barco (6)
Brigadas Forestales de la Xunta denuncian la precariedad en las condiciones de trabajo- Foto archivo. Incendio en O Córrego

La plataforma de asociaciones ecologistas y sindicales 'Por un Monte Galego con Futuro' denunciaba el pasado mes de agosto a la Xunta de Galicia ante la Fiscalía por la "inacción" de la Consellería de Medio Rural ante la oleada de incendios en los montes gallegos de este verano.

Entre otros hechos, desde la plataforma recalcaban que "las brigadas entraban día sí y día también con solo uno, dos o tres efectivos, cuando las brigadas forestales en Galicia son de cinco". También critican que las motobombas han estado "sin cubrir 24 horas del día por la falta de conductores", al tiempo que hay brigadas de ayuntamientos "sin activar" y demás "falta" de efectivos contra los incendios.

Unas denuncias de las que se hacen eco los propios brigadistas para somoscomarca.com quienes señalan la precariedad laboral existente no solo en aquellos bomberos forestales que dependen de la Xunta con contratos de tan solo seis meses que finalizan el próximo 1 de noviembre.  “El resto del tiempo no podemos trabajar para otro organismo público, nosotros tenemos formación y experiencia pero no hay compatibilidad” detallan manifestando que este hecho les obliga a vivir en precariedad.

Incndio entre Arcos e Córgomo 2022 (11)
Brigadas de verín en el incendio de Arcos este verano

Una situación que se agrava cuando los trabajadores dependen del concello. “Si la Xunta tiene la competencia de la prevención y extinción de incendios, ¿por qué le dan dinero a los concellos para que contraten sus cuadrillas?”, advierten los trabajadores quienes manifiestan que las malas condiciones laborales de las brigadas de los concellos se agravan debido a que es la única manera de acceder a los puestos autonómicos. “Ganas puntos para trabajar para la Xunta pero en plena ola de calor tienes que ir a desbrozar a las 16.00 horas, durante cinco horas al sol para después ir a un incendio ya agotado”, puntualizan.

Precisamente la falta de formación es otra de sus críticas señalando que aquellos que cuentan con experiencia saben administrar su trabajo para no desfallecer. “Pero ahora mismo hay gente con experiencia en casa y gente sin experiencia trabajando”, admiten.

Brigadas sin cubrir

Respecto a los incendios de este verano, como el producido en O Barco, denuncian la falta de medios con brigadas sin cubrir. “Hay cuadrillas de hasta una persona. Cada cuadrilla debe tener cinco trabajadores pero no había gente contratada”, señalan argumentando que la Xunta ha desprofesionalizado la profesión.

Denuncias de las que también se ha hecho eco el sindicato USO quien alerta de "numerosos incumplimientos" por parte de la Xunta con el personal antincendios, tales como "jornadas más largas, cuadrillas de sólo dos miembros, falta de comida y/o bebida y algún distrito forestal sin brigada". Advierte del "incumplimiento reiterado de la jornada máxima de trabajo en caso de incendio (12 horas), produciéndose, sistemáticamente, una prolongación de la jornada laboral que se apoya en una instrucción de la propia Consellería, que señala que 'hay que retener a las cuadrillas el máximo tiempo posible', aunque lleven más horas de las establecidas en el convenio colectivo".

Categoría profesional

Como ocurre en otras comunidades autónoma este problema viene dado por la falta de reconomiento de las brigads dependientes de las autonomías de la categoría profesional de bombero forestal, que solo tienen reconocidos aquellos que trabajan para el estado. Una categoría que fue creada en 2011. El no reconocimiento implica que, en ocasiones, se contrate a los brigadistas como peones, conductores, etc. pero no como bomberos forestales, lo que a su vez provoca que no se les reconozca las enfermedades propias de una actividad tan peligrosa ni ciertos pluses como toxicidad o nocturnidad, que les permitirían una jubilación más temprana.

incendio_alixo_obarco (13)
Recogiendo agua en una fuente en Alixo

Para que se aplique en todas las comunidades autónomas es necesaria la aprobación del  Estatuto Básico del Bombero Forestal, la primera propuesta legal se presentó en 2018, en 2019 se votó a favor en el Senado pero decayó porque se acabó la legislatura y el Gobierno de coalición ha retomado la idea -tras someterlo a audiencia pública-, como respuesta a la actual ola de incendios.

Brigadas Forestales de la Xunta denuncian la precariedad en las condiciones de trabajo