jueves. 01.12.2022
somoscomarca_camiñoinverno_voluntariado_voluntarios_xacobeando_2022 (4)
«A los peregrinos les encanta el Camino de Inverno pero lamentan la falta de servicios»

El Concello de A Rúa sigue estos días inmerso en numerosas actividades a través de la presencia de un grupo de voluntarios europeos del programa Xacobeando, que continúan colaborando en diversas acciones de conservación y difusión de las rutas de peregrinación a Santiago y, en el caso concreto de Valdeorras, del Camino de Invierno.

Superado el ecuador de la actividad —llegaron hace un mes— los equipos de trabajo sacan sus primeras conclusiones del Camino, después de las acciones desarrolladas allí y las conversaciones mantenidas con los peregrinos que realizaron ese tramo del Camino. 

somoscomarca_camiñoinverno_voluntariado_voluntarios_xacobeando_2022 (1)

En general, los peregrinos «transmiten la falta de servicios, queja muy recurrente. El Camino les encanta, la hospitalidad de la gente, las vistas, pero echan de menos albergues que no hay o servicios intermedios (fuentes, lugares donde comer algo). Algo que juega un poco en contra del Camiño de Inverno», explica el responsable de la iniciativa, Ricardo Sieiro, licenciado en Filología inglesa, natural de Xinzo de Limia.

Según su percepción, muchos peregrinos se encuentran con el hecho de que «tienen que hacer rutas muy largas, porque no hay servicios y alojamiento» lo que «ejerce un efecto disuasorio» a la hora de escoger este trazado. Con todo, destaca el buen funcionamiento de este programa a falta de tres semanas para que se vayan estos jóvenes procedentes de diferentes puntos de Europa. 

somoscomarca_camiñoinverno_voluntariado_voluntarios_xacobeando_2022 (6)

A pocas semanas de que se vayan, asegura que todos ellos se han integrado perfectamente con la población y en las actividades realizadas, que se han centrado en diferentes aspectos como «la sostenibilidad y limpieza de varios tramos del Camino» que transcurren por Valdeorras y en colaboración con distintas asociaciones locales. 

somoscomarca_camiñoinverno_voluntariado_voluntarios_xacobeando_2022 (3)

Otra actividad que está funcionando muy bien, agrega, es el taller de idioma que se está llevando a cabo los jueves en el centro cultural Avenida da Rúa de 20:00 a 21 o 21:30 horas. «Hacemos un intercambio de idiomas muy intercultural que está funcionando muy bien», ha detallado. 

somoscomarca_camiñoinverno_voluntariado_voluntarios_xacobeando_2022 (5)
Los voluntarios en le aula del Centro Cultural Avenida

Uno de los aspectos que más ha llamado la atención a estos jóvenes es que casi no se habla inglés en el rural. La mayoría ha mostrado «su extrañeza» por esta circunstancia que «no es la realidad general en Europa»; reconoce Sieiro.

De hecho, los impulsores de esta iniciativa apuestan por este tipo de talleres que «buscan concienciar sobre eso» y que el idioma sea un vehículo de transmisión. 

somoscomarca_camiñoinverno_voluntariado_voluntarios_xacobeando_2022 (2)
El equipo en el taller de idioma

En el aspecto positivo, destaca que los jóvenes han cambiado su visión sobre el Camino. La mayoría ya piensa en hacer algún tramo más adelante «en estas zonas rurales, que destacan por sus «entornos pequeños donde la gente se conoce más». 

Por el momento, estos equipos continúan trabajando para dar a conocer el Camino, desde diferentes aspectos, que van desde favorecer el estilo de vida saludable, hasta fomentar los comportamientos responsables y sostenibles a lo largo del Camino; promocionar la participación ciudadana y promover la tolerancia entre los jóvenes; fomentando el conocimiento y la relación con otras culturas. 

somoscomarca_camiñoinverno_voluntariado_voluntarios_xacobeando_2022 (4)
Ricardo Sieiro (primero por la izquierda) y su equipo en el cruceiro de la iglesia de Montefurado

Dentro de la programación, una de las actividades previstas es dar a conocer este programa en colegios e institutos, pensando en el futuro. No en vano, Sieiro recalca que los más jóvenes tienen que ser «los garantes de que el Camino siga vivo» y de mantener estos programas de voluntariado. 

«A los peregrinos les encanta el Camino de Inverno pero lamentan la falta de servicios»