lunes 6/12/21

La solicitud se realizó, según María Albert, hace 15 días «para que las políticas estatales no influyeran»

El pleno bimensual celebrado el lunes, 4 de noviembre, en el concello de A Rúa estuvo marcado por la aprobación de una moción del BNG relacionada con la violencia machista, pero también por un mitín y varias facturas.



La portavoz del BNG, María González Albert, mostraba su desacuerdo con la decisión de celebrar esta sesión plenaria en medio de la campaña electoral del próximo domingo 10 de noviembre. «En otras ocasiones siempre se respetó. Se suspendían para no interferir en campaña y para que las políticas estatales no influyeran. Pero es que además, era un pleno sin contenido. De no ser por la moción, solo habría una dación de pago», explicaba.

Es por ello que, según Albert, hace 15 días solicitaron al equipo de gobierno la cancelación de este pleno y que se respetara la campaña, «pero no se hizo. Es una tónica habitual en este grupo de gobierno. Tampoco la participación política de la oposición en las comisiones informativas, ya que se realizan en horario laboral», aseguraba.

Por su parte, el alcalde, Álvaro Fernández, afirmó durante el pleno que no tenía constancia del mitin del BNG y que se convocó el pleno para dar cumplimiento a la sesión bimensual en el afán de la transparencia.

Si desea escuchar la entrevista completa a la portavoz del BNG de A Rúa, María González Albert, pinche en el siguiente enlace:

El BNG solicitó la suspensión del pleno de A Rúa «para no interferir en campaña»