viernes 3/12/21

El Concello de A Rúa presentará en los próximos días una campaña para instar a la conciencia cívica y frenar los excrementos de perro que día tras día invaden la vía pública. Para ello, ha diseñado un cartel que invitará a la recogida de las deposiciones de los animales.

Esta no es la primera iniciativa que la institución local emprende para atajar un problema que ya es viejo. Las calles aparecen «sembradas» de heces, circunstancia que provoca un estado de suciedad e insalubridad permanente. Algunas de las calles afectadas son Arnaveca, Circunvalación, Campogrande y Cervantes, entre otras muchas.

No es un caso aislado, por muchas de las calles de A Rúa se pueden ver los excrementos

Explica que se ha intentado por todos los medios que los dueños de perros entren en razón y no se ha obtenido un resultado. En este momento, «se siguen viendo por las aceras, caminos y carretera, restos de los animales. No se cumplen las normas de convivencia».



El alcalde, Luis Fernández Gudiña, recuerda que la Ordenanza Municipal de Convivencia, de 2010, regula sanciones para los propietarios de canes que no recojan los excrementos de los animales, si bien «es muy difícil sorprenderlos in fraganti». Insta a los dueños de perros a poner en práctica el sentido común y la responsabilidad porque mantener los espacios públicos limpios es cosa de todos. «Cuando uno tiene una mascota lo primero es preocuparse por ella y, después, tener respeto a los demás. No cuesta nada recoger los excrementos en una bolsa y depositarlos en la basura, es algo sencillo».

La calle Campogrande, una de las más afectadas

El mismo problema lo están padeciendo en otras localidades vecinas de la comarca como O Barco, donde pese a diversas campañas y colocación de carteles el problema no se ha erradicado del todo.

Son muchos más los que recogen y a ellos el agradecimiento de la ciudadanía

A Rúa diseña una campaña para frenar los excrementos de perro en la vía pública